Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La marca España anima a Cataluña a seguir bajo su "paraguas" en vez de duplicar marcas

La independencia genera incertidumbre y los turistas no distinguen la bandera catalana de la española
El alto comisionado del Gobierno central para la marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, ha animado a Cataluña en una conferencia este lunes en Barcelona a seguir utilizando el "paraguas" de la marca España en vez de centrarse en la marca Cataluña.
En un almuerzo coloquio en el Círculo Ecuestre de la capital catalana, ha ejemplificado que en el mundo hay 7.500 millones de habitantes, de los que 4.000 saben más o menos qué es España --al menos que es un país de Europa--; Barcelona, la marca turística más importante de España, la conocen 700 millones de personas, y Cataluña no llega a 100 millones.
"Hay esfuerzos que son más inteligentemente utilizados si se hacen conjuntamente", ha afirmado, así como que Cataluña tiene empresas líderes en bastantes sectores, y siempre ha sido una parte importantísima de España, con una contribución muy importante a la creación de la imagen de España en el exterior.
Ha explicado que la marca España es un paraguas bajo el que caben todos los territorios del país, y algunos quieren tener una imagen propia, pero les ha pedido que "si van por libre no ataquen al paraguas atacando los valores de los demás".
Espinosa, que ya se expresó en esta línea de unidad en una conferencia en Barcelona en diciembre, también ha insistido en que por el momento, el debate sobre la independencia de Cataluña se percibe en el exterior como una incertidumbre de futuro: "No es más que eso. Si hay inversores que se plantean una inversión a largo plazo y ven que hay la posibilidad de que el mercado se va a hacer más pequeño, se lo piensan dos veces", ha remachado.
Con todo, el alto comisionado ha constatado la magnífica respuesta de las marcas catalanas a la marca España, con la que colaboran, "y al hacerlo, los problemas políticos prácticamente ni son mencionados", y no ha visto un cambio de actitud en las grandes empresas catalanas.
"Nuestra sensación y percepción es que la única manera de beneficiarse es bajo el mismo paraguas de España", ha aseverado, en un momento en el que la imagen de España es bastante buena, con un retroceso durante la crisis, pero que no dista mucho de la que pueda tener Francia o Italia en el resto del mundo, y con una situación actual que ha tildado de radicalmente distinta --para mejor-- a la de hace un año y medio, por lo que hay motivos para el optimismo.
BANDERAS Y CASOS PROBLEMÁTICOS
Respecto a la imagen que perciben los turistas que ven banderas independentistas en los balcones catalanes, ha opinado que las banderas española y catalana comparten los mismos colores, el rojo y amarillo, por lo que desde hace años la mayoría de los turistas no las distinguen y piensan que es la española, aunque desconoce si ello también pasa con las esteladas, que incorporan la estrella.
Preguntado por casos problemáticos como Pescanova, Sacyr en las obras de ampliación del canal de Panamá, y Bankia, ha argumentado: "A veces tenemos la percepción de que nos miran más de lo que nos miran", y ha apuntado que perjudican más cuestiones genéricas como la corrupción que problemas específicos, que no hacen daño a la imagen del país salvo que acaben en tragedia.
En este sentido, ha repasado que el agujero de Bankia y el resto de cajas españolas es el 10% del agujero de la banca alemana y el 20% de la inglesa; Pescanova es la principal empresa pesquera del mundo, y es preocupante su situación, pero "desgraciadamente" hay crisis e irregularidades en otros países del mundo, y el caso de Sacyr haría mucho daño si hubiese problemas técnicos --en vez de monetarios y con más países implicados, ha puntualizado--.