Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España es el país que más ha bajado el IRPF en 2015, según un estudio de KPMG que analiza 145 estados

A pesar del descenso del Impuesto de Sociedades, España sigue estando por encima de la media de la UE
España es el país que más ha bajado el IRPF en 2015, desde un tipo máximo del 52% al 47%, según el 'Estudio Global sobre Tipos Impositivos' elaborado por KPMG, que analiza la situación fiscal de 145 estados y concluye que los tipos impositivos generales se han mantenido estables en 2105, en una época en la que los gobiernos tratan de impulsar sus economías ante la volatilidad de los mercados locales e internacionales.
El estudio de KPMG muestra también que además de España, otros países han reducido este impuesto en 2015 como es el caso de Dinamarca, Estonia, Egipto, Letonia, Malasia, Noruega o Curaçao, mientras que otros lo han aumentado como Bielorrusia, Finlandia, Luxemburgo, México, Taiwán, Ucrania y Zimbabue. El tipo más alto del IRPF lo tiene Aruba (58,9%) y el más bajo (7%) Guatemala.
En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, KPMG indica que los tributos sobre las empresas reanudarán su descenso a largo plazo a medida que vuelva a aparecer la competencia fiscal y con el objetivo de atraer inversión y crear puestos de trabajo. En el caso de España, recuerda que se encuentra entre los países que lo redujeron en 2015, desde el 30% al 28% --en 2016 bajará al 25%--.
A pesar de ello, España sigue estando por encima de la media de los países de la UE (22,1%) y de Europa (20,2%) y se sitúa como el octavo país, al mismo nivel que Austria y Holanda, con el tipo de Sociedades más alto de la UE. En concreto, el tipo general de España se situaría por debajo de los países del entorno más cercano como Alemania (29,65%), Bélgica (33,99%), Francia (33,33%), Italia (31,4%) y Luxemburgo (29,22%).
En cambio, otros países han aprobado subidas en 2015, como es el caso de Alemania, Argelia, Chile, India, Jersey o Jordania. Según KPMG, el Impuesto de Sociedades nunca será eliminado y los beneficios de las empresas siempre tributarán, ya que es una demanda de la mayoría de los gobiernos y de los ciudadanos de a pie, que no entenderían que no fuera así. El tipo más alto está en Emiratos Árabes Unidos (55%) y el más bajo (1,5%) en Aruba.
SUBIDAS DE IVA.
El estudio también muestra cómo las subidas de los tipos de los impuestos indirectos, como el IVA, se están convirtiendo en las preferidas por los gobiernos de todo el mundo para elevar su recaudación fiscal. El tipo más alto del IVA se encuentra en Hungría, con un 27%, y el más bajo se observa en Aruba, con un 1,5%.
"Los impuestos indirectos constituyen una fuente de ingresos a la que muy pocas administraciones pueden resistirse", indica KPMG, que añade que ofrecen un flujo de ingresos más estable y continuo que los impuestos directos.
Por último, el estudio de KPMG avisa de que los contribuyentes deben asumir que pagarán más impuestos en los próximos años, a medida que los gobiernos comiencen a reembolsar la deuda y sufragar el aumento de los gastos del bienestar social.
En concreto, subraya que los gobiernos buscan ampliar la base imponible, aumentando la variedad de bienes, servicios y actividades sujetos a impuestos para recaudar más ingresos, al tiempo que se están derogando las deducciones y bonificaciones fiscales introducidas por diversos países durante la recesión para respaldar determinados sectores y fomentar el gasto de los consumidores.