Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, primer país de la UE y cuarto del mundo con mejor red ferroviaria, según el IEE

España figura como primer país de la UE por la calidad de su red ferroviaria, y además se sitúa como cuarto mejor del mundo, sólo por detrás de Japón, Suiza y Hong Kong, según una clasificación del Instituto de Estudios Económicos (IEE) realizada con datos del Foro Económico Mundial.
La red de más de 3.000 kilómetros de líneas de Alta Velocidad (AVE) con que cuenta España, la segunda mayor del mundo por detrás de la de China y la primera de Europa, además de sus 12.200 kilómetros de red ferroviaria convencional, impulsan la posición del país en este ranking mundial.
El 'top ten' de los países con mejor red ferroviaria del mundo lo completan Finlandia, en el puesto cinco, el inmediatamente posterior a España. Francia figura en sexta posición, Países Bajos en la séptima, Singapur en la octava, Alemania en la novena y Corea en el número diez.
Entre los veinte primeros países del mundo con mejor calidad de su red ferroviaria aparecen también Austria, en el puesto número doce, y Luxemburgo en decimocuarta posición. Bélgica se sitúa en el puesto 17 y Reino Unido, en el 18.
Por contra, Croacia y Rumanía son los dos países europeos que figuran como los que peor infraestructura de ferrocarril tienen, dado que se sitúan en los puestos 68 y 62, respectivamente, del total de 108 que integran el ranking mundial.
RÉCORD FERROVIARIO EN ESPAÑA.
En el caso de España, lidera los países europeos y se queda al borde del 'podium' mundial por calidad de la red ferroviaria coincidiendo con el aumento de viajeros que el tren viene registrando en el país en los últimos años.
En concreto, el servicio de Alta Velocidad (AVE) y Larga Distancia español cerró 2015 con 31 millones de viajeros transportados, lo que supuso superar por vez primera la cota de los treinta millones de usuarios y encadenar su segundo récord anual consecutivo.
La política de descuentos y promociones que aplica la operadora ferroviaria pública Renfe, la puesta en servicio de nuevas líneas AVE y la mayor movilidad de los ciudadanos constituyen los factores que han impulsaron este nuevo máximo histórico.
En cuanto al resto de servicios, los trenes de Media Distancia (regionales) convencionales españoles transportaron casi 24 millones de pasajeros el pasado año, un 2,2% más. Por contra, descendieron un 5,8% los usuarios de Cercanías, hasta los 403 millones, según datos oficiales del Ministerio de Fomento.
Asimismo, España ultima actualmente abrir a la competencia el transporte en tren en España para que otros operadores compitan con la pública Renfe.