Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España aportará 9.792 millones al rescate de Grecia en los próximos 3 años

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró hoy que la aportación española al rescate de Grecia será de 9.792 millones de euros para el trienio que va desde 2010 a 2012, de los cuales, 3.672 millones se desembolsarán este año, como se acordó en abril pasado.
"Para España, en este año 2010, (la aportación será) la misma cantidad de la que se había hablado inicialmente: 3.672 millones de euros. Y, en total, para el conjunto de los tres años, 9.792 millones, el 12,24% del total de los 80.000 millones", dijo Salgado.
La ministra hizo estas declaraciones al término de la reunión de emergencia de ministros de Finanzas de la zona euro celebrada esta tarde en Bruselas, en la que se acordó un paquete total de ayudas a Grecia que ascenderá a 110.000 millones de euros para el trienio, de los cuales 80.000 millones corresponderán a la zona euro.
La ministra explicó que, a diferencia de otros países de la zona euro, la aportación española al rescate de Grecia no tiene que pasar por ningún trámite parlamentario, sino que puede ser aprobada "mediante un decreto ley", lo que ocurrirá "previsiblemente el día siete", para poder "disponer inmediatamente de la ayuda a Grecia".
Salgado explicó que la Comisión Europea será la responsable de fijar el calendario en el que los estados miembros tienen que liberar los fondos pero recordó que "Grecia necesita unas primeras cantidades el 19 de mayo" y dijo que "la primera parte estará disponible antes de ese día".
Por otro lado, la responsable de Economía calificó de "muy ambicioso" el plan de ajuste anunciado por el Gobierno griego hoy, con el que Atenas prevé ahorrar 30.000 millones de euros, el 11% de su PIB, para reducir su déficit público por debajo del 3% en 2014.
Preguntada por si el programa de ayudas a Grecia podría ser empleado como precedente para el supuesto de que la crisis de deuda se extendiera a otros países como Portugal o España, la ministra dijo que "no, en absoluto".
"El caso griego es especial en el sentido de que han pasado muchas cosas en Grecia. Por supuesto, (me refiero a) las estadísticas y al déficit durante largos periodos, así que nada es comparable a otros países", argumentó Salgado, quien negó que el Gobierno de España se sienta presionado para tomar mayores medidas de ajuste fiscal.