Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España corre el riesgo de convertirse en el "conejillo de indias" del euro, según experto

El catedrático de Política Económica Antón Costas, ha alertado este martes en Santander del riesgo que, a su juicio, existe de que España vaya a convertirse "en los próximos meses en el conejillo de indias del euro" y ha instado al Gobierno de la Nación a que, antes de pedir el rescate, exija a las autoridades europeas que definan una "hoja de ruta" para esta moneda.
"No me gustaría ningún rescate si antes no me definen cual es la hoja de ruta del euro porque meterme en un club del que no sé los estatutos, me da mucho temor", ha afirmado Costas, quien está participando en el encuentro 'Las catástrofes económicas en la España contemporánea. Lecciones de la Historia', en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
Acompañado del consejero del Tribunal de Cuentas Juan Velarde y del catedrático de Historia Económica y director del encuentro, Francisco Comín, Costas ha reconocido sentir un "gran temor" a que España se convierta en un "conejillo de indias" en una situación en la que "nadie" en Europa, ni siquiera Alemania, "sabe cuál es el futuro que quiere para el euro".
Así este experto, en una rueda de prensa, ha pedido a las autoridades europeas, que a su juicio "es lo mismo que decir Alemania", que aclare dicha hoja de ruta para el euro pues -ha dicho- hasta que eso no ocurra países como España van a tener que pagar una prima de riesgo superior a la que tendrían que pagar.
En este sentido, ha opinado que si la prima de riesgo de España se sitúa, en ocasiones, en los 550 puntos, de esos 300 son por los propios "males" del país y el resto, 250, por las consecuencias de la crisis del euro.
Ante estas circunstancias, este experto ha pedido al Gobierno de España que negocie "sin complejo alguno" e, incluso "con cierto sentido de soberanía" y "patriotismo" el rescate, la ayuda financiera que, "necesariamente", el país tiene que recibir por ser parte de una unión económica y monetaria como la UE.
Además, ha instado al Gobierno de España, y en general al país, a no "autoflagelarse" porque la situación del país es, a su juicio, "resultado" de una crisis financiera internacional y una europea.
"ERRORES" DE ESPAÑA
Sin embargo, el consejero del Tribunal de Cuentas, Juan Velarde, ha opinado tras escuchar a Costas que España, como consecuencia de la política económica que estaba desarrollando, iba "solita camino de una crisis suya" que se "complicó" a partir de 2007 con la llegada de la crisis internacional y con una situación "muy especial" en la zona euro que dieron en España unos "zapatazos verdaderamente espantosos y escalofriantes".
Al hilo de su exposición, ha considerado que, más allá de la crisis internacional y europea, España cometió "errores", entre los que se ha referido a la burbuja inmobiliaria y al endeudamiento en que incurrió el país. "Pasamos a una situación de poner la mano y pedir créditos", ha opinado.
"Eso es algo que está ahí latiendo debajo y que, hasta cuando iba a llegar la cosa, no lo sabemos pero iba a existir algún momento en que de pronto España dijese: ya no puedo más", ha dicho.
LECCIONES DE LA HISTORIA
Por su parte, el director de este encuentro de la UIMP que esta analizando esta semana las principales crisis de España en los siglos XIX y XX, Francisco Comín, se ha referido, a preguntas de los periodistas, a las políticas que se están llevando a cabo en Europa para intentar salir de la crisis y su relación con las lecciones que se pueden extraer de la Historia, principalmente de lo ocurrido en la Gran Depresión de los años 30 del siglo XX.
En este sentido, ha lamentado que las lecciones que se aprendieron de la Gran Depresión, la Unión Europea las ha aplicado sólo durante dos años y luego han dejado de aplicarse, hasta 2010, cuando comenzó a implantar unas políticas de austeridad que, a su juicio, "llevan al desastre".
"La política de austeridad realizada por todo el conjunto de la Unión Europea lleva al desastre porque la política de austeridad se autoderrota a sí misma, crea más crisis", ha advertido Comín, catedrático de Historia Económica.
En cuanto a la posibilidad de usar políticas expansivas para intentar salir de la crisis, ha reconocido que España, con su nivel de endeudamiento, no puede aplicarlas pues sus acreedores no lo permitirían, pero sí otros países de la Unión Europea, los del norte y principalmente Alemania.
Según ha explicado, Alemania y estos países tienen, al contrario que España, una situación "relativamente buena" en términos de déficit y de deuda; pueden financiarse a tipos de interés cero o negativos, y cuentan con un superavit comercial "muy grande", por lo que, a su juicio, podrían "impulsar un poco el consumo interior y las importaciones de fuera".
"Esto es lo que está pidiendo el G20, Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional que haga Alemania", ha dicho este experto, quien, sin embargo, ha lamentado que el país germano siga "empeñado" en llevar a cabo una política mercantilista, basada en acumular superávit comercial y divisas.