Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España estará en la cumbre financiera del G-20

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, asistirá a la cumbre del G20 que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Washington, según un comunicado de la Presidencia francesa de la UE remitido a los Veintisiete socios comunitarios. Antes de la invitación oficial, el presidente francés comunicó a Zapatero su disposición a ceder uno de los dos asientos que le corresponden.  La Casa Blanca ha dado su aprobación a la lista de los asistentes propuesta por el Consejo Europeo, lo que confirma la presencia de España. 
El comunicado de la Presidencia francesa explica que en el seno del G20 los estados de la Unión Europea cuentan tradicionalmente con cinco plazas. Por ello se ha decidido que, además de los cuatro miembros natos del G-8 (Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), España esté presente en al cita de Washington "como octava potencia económica mundial". La Casa Blanca ha dado su aprobación a la lista propuesta por el Consejo Europeo.
Antes de la confirmaicón, en rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, Sarkozy afirmó que le resulta "difícil" justificar que la octava economía del mundo, España, "no pueda participar en la reunión de las 20 primeras economías del mundo. No es ningún problema ideológico, es un problema de sentido común".
Tras esto, Sarkozy ofreció uno de los asientos que le corresponden a Francia: uno como presidente de Francia y otro como presidente de turno de la Unión Europea. Además, ha garantizado que España no se tendrá que sentar tras el cartel francés sino que tendrá su propia silla. 

Por su parte, Zapatero prefirió mantenerse cauto. "Tengamos la prudencia necesaria, también la paciencia, y esperemos a que las decisiones se produzcan, porque saben muy bien que no es fácil, no ha sido fácil en 30 años", ha puntualizado Zapatero en referencia al hecho de que España no haya entrado en ningún grupo como el G20 o el G8.