Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alza del paro en España en febrero acrecienta el diferencial con la OCDE

Varias personas hacen cola en la Oficina de Empleo de la Avenida de Guadalajara de Alcalá de Henares (Madrid). EFE/Archivotelecinco.es
El alza de la tasa de paro en España en febrero hasta el 19% de la población activa incrementó el diferencial con la de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se mantuvo globalmente estable y quedó en el 8,6%.
Según los datos divulgados hoy, el nivel de desempleo en los 30 países miembros de la OCDE disminuyó una décima en febrero, aunque ese cambio es sobre todo imputable a un efecto técnico por las cifras de Corea del Sur, que experimentó una caída del cuatro décimas, hasta el 4,4%, después de un fortísimo incremento (de 1,2 puntos porcentuales) en enero con carácter temporal.
España, con el ascenso de una décima de su tasa de paro en febrero (una progresión igual a la del conjunto de la zona del euro, en este caso hasta el 10%), no sólo volvió a ser con diferencia el país de la OCDE con el mayor desempleo, sino que incrementó la brecha con los que le acompañan en el furgón de cola.
Así, Eslovaquia se mantuvo estable ese mes en el 14,2%, Irlanda en el 13,2%, Hungría en el 11% y Portugal en el 10,3%.
Hubo incrementos del nivel de desempleo, pero en todo caso limitados a una décima como en España en Francia (al 10,1%), en Finlandia (al 9%), en Austria (al 5%), en Holanda (al 4%) o en Australia (al 5,3%), mientras se mantuvo estable en grandes países como Estados Unidos (9,7%), Japón (4,9%) o Alemania (7,5%).
En cuanto a las pocas disminuciones de la tasa de desempleo en febrero, las más significativas, aparte de la ya citada de Corea del Sur fue la de México, con una bajada de tres décimas al 5,2%.
El único elemento menos desfavorable para España en términos comparativos fue que en febrero el aumento interanual de la tasa de paro volvió a disminuir a 2,3 puntos porcentuales, frente a los 3,1 puntos en enero o los 4,1 puntos en diciembre (había llegado a ser de 6,6 puntos en septiembre).
Esos 2,3 puntos, que marcan el grado de deterioro del mercado del empleo en el último año, son menos que los 4,1 puntos constatados en Eslovaquia, que los 3 puntos de Irlanda o que los 2,8 puntos de Dinamarca, y equivalentes a los 2,3 puntos de la República Checa.
En la OCDE en su conjunto, la subida interanual fue de un punto porcentual, y en la zona euro de 1,2 puntos.