Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España ya es líder mundial en producción de energía solar

Imagen de archivo de una instalación fotovoltaica en la localidad alicantina de Benaixama. Foto: EFE.telecinco.es
Durante 2008 España se convirtió en el primer productor de energía solar del mundo al superar a Alemania gracias a un 'boom' en la instalación de nueva potencia que ha conducido a multiplicar por más de nueve sus propios objetivos. Sin embargo, el sector fotovoltaico español afrontará en 2009 una crisis provocada por una normativa más restrictiva y con menos incentivos que la anterior, tan atractiva para los promotores que generó casos de fraude y una fuerte especulación.
Según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), tras el cambio de la regulación fotovoltaica en octubre ya se superaron los 2.200 megavatios (MW) instalados, más de tres veces los 693 MW hasta finales de 2007. Aunque esta cifra, resultado de la información oficial remitida por las diferentes comunidades autónomas, es inferior al número real de megavatios, que podría rondar los 3.130 MW, lo que supone más de nueve veces el objetivo trazado en principio para 2008, de 371 MW.
Incluso fuentes de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) ven probable que la potencia instalada sea aun mayor si cabe a la reflejada por la CNE y dan por hecho que España supera ya como líder mundial a Alemania, donde en 2007 había 1.100 MW y las estimaciones de 2008 fijan una potencia de en torno a los 1.350 MW. Ni siquiera países como Estados Unidos, Japón, Francia o China son capaces de seguir la estela de España.
Del 'boom' a la crisis
Las empresas del sector sostienen que la causa del 'boom' y de la actual crisis fotovoltaica es la misma: la regulación. El anterior marco, el 661/2007, incluía primas y condiciones muy atractivas y los promotores se lanzaron a conectar instalaciones antes de que en octubre entrara en vigor el decreto 1578/2008, que frena la fuerte especulación.
La carrera por llegar antes de que expirase la anterior norma disparó la potencia instalada y generó además algunos casos de fraude que ahora investiga la CNE y que el sector lamenta por haber dañado su imagen. Estos casos, comentan las fuentes, responden a las circunstancias concretas del cambio regulatorio.
El nuevo decreto 1578/08 reduce las primas, fomenta las plantas de tejado frente a las de suelo, fija un máximo de megavatios para las centrales y crea un sistema de asignación trimestral de potencia para limitar la potencia instalada.
Menos incentivos
Esta última medida ha frenado en seco el sector y está provocando miles de despidos, según dicen las empresas. De hecho, frente a los cerca de 2.400 MW instalados en 2008, el Ministerio de Industria sólo permitirá en 2009 la instalación de 500 MW, lo que provocará inevitablemente el cierre de empresas.
Como la demanda de instalaciones de suelo ha sido superior a la oferta, Industria abaratará en esta ocasión un 10% las primas de suelo, al tiempo que se elevará sensiblemente el número de megavatios para este tipo de plantas en siguientes convocatorias. Al final, se espera que entre 2009 y 2011 se instalen 1.500 nuevos MW solares, de los que 800,75 serán en tejado y 693,25 en suelo.
MV