Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España es el tercer país europeo con más trabajadores pobres

España registró en 2012 una tasa de pobreza entre sus trabajadores (pobreza laboral) del 12,3%, lo que le sitúa como el tercer país europeo con el porcentaje más elevado, sólo por detrás de Rumanía (19,1%) y Grecia (15,1%), según un estudio de la Fundación 1º de Mayo de CC.OO.
Aunque tradicionalmente los niveles de pobreza laboral de España han superado a los del conjunto de la UE, en este informe se pone de manifiesto que la situación se ha agravado en los últimos años.
Así, mientras que el porcentaje de trabajadores pobres en España alcanzaba el 11,7% en 2009, el promedio europeo se situaba en el 8,4%. En 2012, la tasa de pobreza laboral española subió hasta el 12,3%, con un diferencial de más de tres puntos sobre la media de la UE-28 (9,1%).
Los trabajadores pobres son aquellas personas ocupadas que, a pesar de los ingresos que perciben por su empleo, viven en hogares donde no se supera el umbral de la pobreza, es decir, donde los ingresos totales se sitúan por debajo del 60% de la media de ingresos de los hogares.
Los datos de países como España, Rumanía y Grecia contrastan con los de otros Estados europeos, como Finlandia, República Checa, Países Bajos y Bélgica, donde menos del 5% de los ocupados se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.
AUTÓNOMOS, TEMPORALES Y JÓVENES, MÁS POBRES.
Según datos de Eurostat citados en este estudio, la pobreza es superior entre los trabajadores por cuenta propia (35,5% en España, frente al 23% en la UE) y entre los que tienen contratos temporales. En concreto, la tasa de pobreza de los españoles con contrato temporal se situó en 2012 en el 16,2%, frente al 5,4% de los empleados indefinidos. En Europa, estos índices son bastante similares (14% y 5,5%, respectivamente).
El estudio señala además que la tasa de pobreza es mayor entre las personas que llevan trabajando menos de un año o que tienen una trayectoria laboral "inestable" y entre los trabajadores a tiempo parcial (19% frente al 11% de los trabajadores a tiempo completo).
Según CC.OO., los bajos salarios han contribuido a la extensión de la pobreza entre los trabajadores. De acuerdo con el Barómetro Social de España, en 2012 el 33% de los trabajadores asalariados cobraba un sueldo inferior o igual al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).
El estudio también constata que los jóvenes presentan un mayor riesgo de pobreza, que los hogares donde las mujeres trabajan son menos pobres y que las personas con una mayor formación muestran tasas de pobreza inferiores, aunque superiores con comparación con la media europea.