Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Euríbor cierra agosto en el 0,469% y abarata las hipotecas en unos 48 euros al año

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de agosto en el 0,469% y abaratará las hipotecas en unos 48 euros anuales.
El índice comenzó el mes en el 0,489% en tasa diaria y ha caído hasta el 0,434% marcado el último día laborable de agosto. Con 21 valores en el mes, el Euríbor cierra agosto en el 0,469%, lo que supone una bajada de 0,073 puntos respecto al Euríbor de agosto del año pasado.
De este modo, los españoles que tengan una hipoteca de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor+1% se beneficiarán de una rebaja de 48 euros anuales en su cuota.
El analista de XTB Jaime Díez ha explicado a Europa Press que el Euríbor ha marcado mínimos a finales de agosto debido a sus continuas caídas, que podrían verse incrementadas el próximo mes tras la reunión mensual del Banco Central Europeo (BCE).
"Los rumores de la puesta en marcha de medidas monetarias no convencionales que han aflorado durante la última semana agudizan las caídas del Euríbor esperando nuevas bajadas de tipos de interés", ha señalado.
REBAJA DE ESCASA REPERCUSIÓN
Así, aquellos hipotecados que puedan beneficiarse de estas caídas con la revisión de su hipoteca verán cómo la rebaja apenas les supone "unos pocos euros de caída mensual". Por ejemplo, para una hipoteca con un capital pendiente de 75.000 euros con 20 años por delante y un diferencial de Euríbor+1,5%, apenas supone una caída de 3 euros mensuales.
"Desde estos niveles de Euríbor, aunque continúe su caída, la repercusión es muy escasa, de manera que aunque se estima que el Euríbor continúe cayendo los próximos meses hasta niveles de 0,4%, su efecto real para las hipotecas será muy pequeño", ha indicado.
Díez ha apuntado que a pesar del reciente aumento en la firma de hipotecas, "no parece que los bancos comiencen a presionar al alza las condiciones o diferenciales del mercado, puesto que son conscientes de la firmeza del BCE en el mantenimiento de tipos bajos durante los próximos años, un alivio antes de que la subida de tipos se dé con una economía más madura y con mejores condiciones de crecimiento".