Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide compensar a países afectados por acuerdos fiscales ilegales en otros

El Parlamento Europeo ha reclamado este martes destinar el dinero que la Comisión Europea exija a Estados miembro recuperar por acuerdos fiscales con empresas ilegales bien para compensar al resto de países afectados por una erosión en sus propias bases fiscales por estos acuerdos o al presupuesto de la UE en una resolución no vinculante aprobada este martes por 500 votos, 137 en contra y 73 abstenciones.
Los eurodiputados han respaldado las investigaciones lanzadas por la Comisión Europea en 2014 contra acuerdos de ingeniería fiscal que permiten a las multinacionales reducir el pago de impuestos que les corresponderían y sus decisiones en los casos que afectan a Starbucks en Países Bajos, Amazon y Fiat en Luxemburgo y Apple en Irlanda y las investigaciones que ha lanzado posteriormente que afectan al conjunto de Estado miembro, a los que han pedido que cooperen "plenamente" en las mismas y con la Comisión Especial de la Eurocámara que investiga esta práctica.
También han exigido que se revise la actual directiva sobre el Impuesto al Valor Añadido (IVA) para mejorar la lucha contra el fraude y ha defendido las sanciones impuestas a personas legales por infracciones se acompañen con sanciones, también para las personas naturales responsables y que sean lo suficientemente elevadas para disuadir a las mismas.
Los eurodiputados también piden que el Ejecutivo comunitario clarifique las normas y procedimientos para autorizar las ayudas públicas al sector financiero y en todo caso defienden reducirlas, como muy tarde, cuando la unión bancaria se haya completado.
Asimismo, apuestan por la definición de nuevos criterios para evaluar la cuota de mercado en el sector digital por parte del Ejecutivo comunitario al considerar que los criterios actuales sobre el volumen de negocios no es suficiente para juzgar si una fusión entre empresas se traduce en una posición de mercado excesivamente dominante en el sector y ponen como ejemplo el caso de Facebook o Whatsapp, que aunque tengan un volumen de negocio bajo y pérdidas iniciales sustanciales pueden tener una gran base de clientes y por ello una posición fuerte en el mercado.
Y piden al Ejecutivo comunitario que acelere su investigación contra Google y la amplíe, incluido para determinar si ejerce una posición dominante en las reservas de hoteles y si impide preinstalar productos de sus rivales a través de su sistema operativo 'Android'.