Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo discutirá hoy cómo impulsar la inversión para reactivar el crecimiento

El Ecofin debatirá los detalles del plan Juncker de 300.000 millones de euros
Los ministros de Economía de la eurozona discutirán hoy durante su reunión mensual, que se celebra en Luxemburgo, cómo impulsar la inversión pública y privada, que ha caído de media un 20% respecto a los niveles anteriores a la crisis, con el fin de reactivar el crecimiento y evitar que la economía caiga en una tercera recesión.
El Eurogrupo analizará también la situación económica, preparará la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona prevista para el 24 de octubre y empezará a debatir los planes presupuestarios de los Estados miembros. Todos los países están obligados a remitirlos a Bruselas antes del 15 de octubre y la Comisión hará pública su opinión sobre cada uno de ellos en las próximas semanas.
En los últimos días se ha filtrado que el Ejecutivo comunitario sopesa rechazar el presupuesto de Francia para 2015 por considerar que vulnera los compromisos de reducción del déficit pactados por París con la UE. Francia prevé un déficit del 4,3% el año que viene, en lugar del 3% que había prometido a Bruselas, y el recorte estructural que contemplan sus cuentas públicas se sitúa en el 0,2% del PIB, frente al 0,8% acordado.
La polémica por las cuentas francesas podría abordarse ya en el Eurogrupo, aunque no se espera ningún tipo de decisión porque todavía no hay dictamen de Bruselas. De confirmarse, sería la primera vez que la Comisión pide cambios en el presupuesto de un Estado miembro, aunque según las reglas vigentes, el Gobierno en cuestión no está obligado a hacer caso. El Eurogrupo examinará los presupuestos de todos los Estados miembros, incluido España, en una reunión el 21 de noviembre.
El debate sobre la inversión en el Eurogrupo se centrará en examinar los motivos por los que la inversión privada es tan baja. "Dependiendo de cada país, son bastante diferentes, no hay un problema global que pueda resolverse", según apuntan fuentes diplomáticas.
Entre las causas que lo explican se encuentran las bajas expectativas de rentabilidad o factores estructurales como la falta de liberalización del mercado energético, la rigidez de los mercados laborales o los altos costes burocráticos para crear empresas. Además, el problema de la fragmentación financiera en la eurozona "no está totalmente resuelto", lo que impide trasvasar superávits financieros de unos países a otros.
El diagnóstico del Eurogrupo es que estos problemas exigen intervenciones a nivel de la UE pero también reformas en los Estados miembros.
La cuestión de la inversión volverá a abordarse el martes en la reunión del Ecofin, en la que se discutirá el plan de inversión público-privada de 300.000 millones de euros que prepara el presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Los ministros aprobarán la creación de un grupo de trabajo, copresidido por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisión y con representantes de los Estados miembros, que se encargará de impulsar el plan y seleccionar los proyectos financiados.
El futuro vicepresidente de la Comisión responsable de Crecimiento y Empleo, el conservador finlandés Jyrki Katainen, ha dicho que el plan incluirá "dinero público nuevo", pero ha avisado de que en ningún caso debe suponer un aumento del déficit o de la deuda. Algunos Estados miembros, como Francia, consideran que el dinero nuevo debe venir del BEI, que debe asumir auténticos riesgos como un banco privado.
El Eurogrupo de este lunes tiene previsto abordar también los planes de rescate de Chipre y Grecia. En el caso de Chipre, la UE ha bloqueado el pago de un tramo de la ayuda por considerar que la ley de ejecuciones hipotecarias aprobada por el parlamento no se ajusta a las exigencias de la troika.
En cuanto a Grecia, la troika tiene previsto regresar en noviembre para empezar a discutir si es necesario un tercer rescate y medidas para aliviar la carga de deuda. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ya ha dicho que sería conveniente que Atenas dispusiera de una línea de crédito preventiva.