Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Euskaltel defiende que Arteche es el "más adecuado" para "liderar con garantías" la empresa

Afirma que afronta los cambios en la estructura de Gobierno corporativo para acelerar la "transformación digital" y crecer
Euskaltel ha afirmado que Francisco Arteche, que será nombrado de consejero delegado de la compañía el próximo 27 de junio, es el "profesional más adecuado para liderar Euskaltel con garantías" y afrontar "nuevos retos". La compañía ha enmarcado los cambios adoptados en su estructura de Gobierno Corporativo en la necesidad de "acelerar la transformación digital e impulsar el crecimiento".
La empresa, en una comunicación a la CNMV, ha señalado que, una vez "finalizada una exitosa etapa", que concluyó con los "hitos
históricos" de su salida a Bolsa y la posterior adquisición del
operador de cable líder en Galicia, R, es el "momento adecuado" para iniciar la transición de la empresa "hacia la economía digital que
marcará el futuro del sector de las telecomunicaciones". A su juicio, este proceso de transición supone "un paso más" en la estrategia de liderazgo de la compañía.
Por ello, el consejo de administración de Euskaltel, en su reunión celebrada este martes, acordó por unanimidad proponer a la Junta
General de Accionistas de la compañía el nombramiento de Francisco Arteche como nuevo consejero delegado del Grupo. Euskaltel dio a conocer también la destitución de su director general, Fernando Ojeda.
Euskaltel ha señalado que el nombramiento se ha realizado atendiendo a "las mejores prácticas de Gobierno Corporativo de empresas cotizadas y como siguiente paso a la separación de poderes entre las funciones de Presidente con funciones ejecutivas y Consejero Delegado".
En concreto, ha subrayado que, como "siguiente paso" a ese "reforzamiento" de la separación de poderes, se planteó la elección de un consejero delegado utilizando tanto la vía de la promoción interna, para la cual el "candidato natural" era el director general, como la selección de una "alternativa externa", con el objetivo de encontrar "el perfil más adecuado tanto para ejecutar la estrategia aprobada y anunciada por la compañía, como para ampliar la capacidad de liderazgo de Euskaltel en el nuevo ciclo de economía digital".
En este sentido, ha explicado que el consejo de Administración de Euskaltel considera a Francisco Arteche como el "profesional más adecuado" para liderar Euskaltel, "con garantías" en la ejecución de "la estrategia anunciada al mercado así como afrontar los nuevos retos de la economía digital que marcará la evolución del futuro del sector y la transformación de operador de telecomunicaciones a operador de servicios digitales y tractor de la economía digital.
Euskaltel ha subrayado que Arteche, donostiarra de 51 años y procedente de Microsoft, destaca especialmente por su "visión estrátegica" en la evolución del consumo en el mercado
de las nuevas tecnologías, su "capacidad de liderazgo" y "su estilo de gestión de equipos", basado en el desarrollo profesional de las personas.
El operador también recuerda que el consejo de Administración ha acordado la extinción del contrado con el actual director general de la compañía, Fernando Ojeda, "con un reconocimiento expreso por su trabajo en la empresa durante los últimos 3 años".
Adicionalmente, el Consejo de Administración acordó por unanimidad proponer a la Junta General de Accionistas el nombramiento de dos nuevos consejeros -Elisabetta Castiglioni y Miguel Ángel Lujua - , en sustitución de Bridget Cosgrave y Richard David Alden, quienes, según han señalado, han presentado su renuncia voluntaria al cargo.
Euskaltel ha subrayado que los nuevos consejeros son expertos independientes que destacan "por su experiencia y conocimiento" del sector de las telecomunicaciones y las tecnologías, y en la gestión
de las personas, respectivamente.
JUNTA DE ACCIONISTAS
Tanto la propuesta de nombramiento del nuevo Consejero Delegado como la de los dos nuevos vocales del Consejo, serán sometidas a la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas prevista para el próximo 27 de junio. Además, serán reelegidos como consejeros a Alberto García Erauzkin como consejero ejecutivo y a José Ángel Corres como consejero independiente.
En caso de aprobación, el Consejo de Administración de Euskaltel contará con un 50% de consejeros independientes (5 consejeros de 10) y un 30% de los consejeros serán mujeres (3 consejeras de 10), con lo que, según ha destacado el operador, "confirma su compromiso con el cumplimiento de los estándares internacionales más elevados de Buen Gobierno".
El orden del día de la Junta, que se celebrará a las doce en su sede ubicada en el Parque Tecnólogico en Derio, incluye también la aprobación de las cuentas anuales, el informe de gestión, la aplicación del resultado y la gestión social, además de la modificación de determinados artículos de los Estatutos Sociales.
REMUNERACIONES
Por otra parte, se someterá a aprobación la política de remuneraciones de los consejeros de Euskaltel para el
presente ejercicio 2016 y los ejercicios 2017 y 2018. Además, se procederá a la aprobación del pago de parte de la remuneración de los consejeros ejecutivos mediante la entrega de acciones de la Sociedad.
También figura en el orden del día la autorización al Consejo de Administración para la adquisición derivativa de acciones propias
por parte de la Sociedad, la aprobación de la constitución de un derecho real de garantía sobre la red de telecomunicaciones de Euskaltel, en cumplimiento del vigente contrato de financiación
sindicada.
Asimismo, se procederá a la autorización al Consejo de Administración, por el plazo de 5 años, para emitir obligaciones o bonos simples, pagarés y demás valores de renta fija de análoga naturaleza, no convertibles en acciones nuevas de la Sociedad ni canjeables por acciones en circulación de la Sociedad, así como participaciones preferentes, con el límite máximo de 300 millones de euros.