Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extremadura, partidaria de que UE habilite "fondos adicionales" para dar salida a la fruta ante el veto ruso

Extremadura es partidaria de que la Unión Europea (UE) habilite "fondos adicionales" para dar salida a la fruta ante el veto ruso en lugar de utilizar los fondos de crisis de la Política Agraria Comunitaria (PAC).
El consejero de Agricultura, José Antonio Echávarri, se ha mostrado partidario así de que desde la UE se habilite una partida "adicional" porque el uso de los fondos de crisis de la PAC "repercutiría" en los fondos que tienen los agricultores en "sus ayudas directas".
Igualmente, ha indicado que el Gobierno extremeño tampoco es partidario de que se utilicen los fondos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) porque, entre otros motivos, los socios "tampoco lo quieren" dado que el problema del veto de Rusia atiende a cuestiones "políticas".
Por ello, tras la reunión mantenida con organizaciones agrarias, cooperativas agroalimentarias y la Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) para analizar la situación tras el veto de Rusia, Echávarri ha indicado que trasladará esta petición del Ejecutivo extremeño, así como las planteadas por las organizaciones y asociaciones durante este encuentro, al Ministerio de Agricultura.
Sobre los cultivos que se verán más afectados por dicho veto, Echávarri ha informado de que después de analizar la situación junto a las organizaciones, el "principal problema" que tiene Extremadura es la ciruela, porque la mitad de la producción está todavía sin salir.
En cuanto a otros cultivos como el melocotón o la nectarina, ha dicho Echávarri, que "no hay problema", dado que la mayor parte de la producción "ya había salido".
PROBLEMA COYUNTURAL
Sobre el terreno los productores de ciruela "notarán" este veto en la medida en la que el producto no saldrá al mercado, motivo por el que la consejería ha pedido que este cultivo esté "dentro de las medidas de crisis", con el fin de que los agricultores puedan recibir el pago. Asimismo, se ha mostrado esperanzado en que la situación se solucione, al considerar que se trata de un problema "coyuntural" y no "estructural".
Por otra parte, las organizaciones agrarias han coincidido en que el principal problema de Extremadura ante veto de Rusia es la ciruela y también en que se trata de un "problema político" y que por lo tanto, la solución tiene que ser política.
En esto términos se ha manifestado el coordinador de Ganadería de la Unión de Pequeños agricultores y ganaderos de Extremadura (UPA-UCE), Antonio Prieto, quien ha dicho que esta situación viene dada por un "embargo político" y que, como tal, la solución tiene que proceder del ámbito político, al margen de las "restricciones agrarias" en la producción que pueda haber.
En este sentido, UPA también es partidaria de proponer a la Unión Europea que habilite un fondo "adicional", así como de trabajar en los "mecanismos de retirada "de productos para que estos puedan ser entregados a las entidades benéficas.
Igualmente, ha reclamado que haya una "preferencia comunitaria" cuando en este momento "se ponen en duda los valores territoriales" de la propia Unión Europea, en el contexto internacional y en medio de una crisis "política y bélica".
30 MILLONES DE KILOS DE CIRUELA
El presidente de Apag-Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha exigido una medida "clara" para hacer frente a una situación "coyuntural", como es el excedente de 30 millones de kilos de ciruelas, "a los que el Ministerio tiene que dar salida", bien a través de los bancos de alimentos o mediante los mecanismos de salida que pone a disposición la UE.
Asimismo, ha reiterado que la solución por parte de las instituciones públicas tienen que estar en marcha en un plazo de 15 días.
Por su parte, el presidente de Afruex, Antonio Chavero, ha propuesto llevar a cabo "una acción contundente" en Extremadura para retirar del mercado la producción de ciruela que no va a absorber el mercado debido al veto ruso, que se suma a una "campaña nefasta".
Para evitar que el problema con Rusia abandone el carácter coyuntural y pase a ser estructural, el presidente de Apag-Asaja Badajoz, Juan Metidieri, ha considerado que las instituciones tienen que "luchar con eficacia y firmeza".
Por último, el presidente de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha indicado que el posicionamiento de la organización sobre el veto ruso "es claro y contundente", de manera que una "crisis política" se tiene que solucionar "políticamente".
Con respecto a que el veto afectaría solamente a la ciruela, ha señalado que, dado que tiene una vigencia de un año, hay otras frutas de hueso como el melocotón o la nectarina que también podrían verse afectados.
"Tenemos que estar expectantes y pedir a la UE que actúe contundentemente con fondos que no sean detraídos de los fondos operativos, ni de la crisis de la PAC. La UE tiene que atajar con fondos adicionales un problema político que viene derivado de unas actuaciones políticas", ha señalado.
A la hora de valorar las posibles pérdidas en el sector hortofrutícola, Juan Moreno ha explicado que es "difícil" cuantificarlas porque muchas de las exportaciones que se hacen desde Extremadura no tienen como destino directo Rusia, sino que se hacen a través de terceros países.
Asimismo, ha incidido en la "preferencia comunitaria" a las producciones extremeñas ya que se están haciendo acuerdos de libre comercio con Marruecos y Mercasur, que pueden verse "beneficiados" por esta situación, "en perjuicio" de los productores del sur de la Unión Europea.
RESPUESTA DEL MINISTERIO
Por otra parte, el consejero de Agricultura ha defendido tanto el procedimiento como el protocolo que se ha llevado a cabo desde que se conociera el veto de Rusia a productos frescos la pasada semana, que ha calificado como "correcto".
De esta forma ha replicado Echávarri a unas declaraciones del PSOE extremeño en las que criticaba que tanto el Gobierno regional como el central habían llegado "tarde y mal" al problema.
Para el consejero de Agricultura se reaccionó "rápidamente" cuando se tuvo noticia del problema. Así, ha resaltado que la ministra del ramo, Isabel García Tejerina se ha reunido con todas las asociaciones y organizaciones agrarias con el fin de dimensionar el problema.
Echávarri ha criticado la actitud del PSOE al decir que "va mejor" cuando "peor les va a los extremeños". "Cuando se habla de política comunitaria tiran por suelo todo lo que se está haciendo, cuando se ha conseguido una gran negociación que ellos no van a reconocer nunca, porque tenían una tasa plana por la que los agricultores recibían en mismo pago por hectárea se produjera lo que se produjera", ha señalado.