Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FEV pide a Tejerina mejora en Ley de la Cadena Alimentaria, que ve "injusta" con el sector bodeguero

El presidente de la Federación Española del Vino, Javier Pagés, ha trasladado este miércoles a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la inquietud de las bodegas españolas ante las consecuencias que una "injusta" aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria puede tener para el sector bodeguero, según ha informado la FEV en un comunicado.
En concreto, durante la reunión mantenida en la sede del Ministerio, Pagés ha manifestado la oposición de las empresas que representa al criterio adoptado por la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), que obliga a las bodegas a abonar el precio de las uvas a los agricultores en un plazo máximo de 30 días a contar desde la entrega del bien, por considerar que se trata de un producto perecedero.
En respuesta a este criterio, el presidente de la FEV ha entregado a García Tejerina un informe jurídico con "numerosos argumentos" que defienden la aplicación de un régimen diferenciado para la uva de vinificación frente aquella destinada a consumo como fruta fresca, de modo que se pueda abonar a 60 días al ser un producto no perecedero.
En cuanto al momento en el que debería empezar a contar el plazo, ha querido puntualizar también que la entrega de la uva en las zonas amparadas por una Denominación de Origen no se perfecciona hasta cumplir una serie de requisitos de calificación, por lo que la fecha de cómputo de inicio del plazo sería también discutible.
De esta forma, el presidente de los bodegueros ha subrayado que la uva para vinificación no debe ser considerada fruta para consumo directo, ya que está en fase de transformación desde que se corta de la cepa y, por tanto, debe tener un tratamiento diferenciado.
Además, Pagés ha destacado durante la reunión que el sector del vino es una cadena en la que algunos eslabones reciben mucho más carga financiera que otros, como es el caso de las bodegas, que se ven obligadas a pagar la uva a 30 días mientras que su producto puede estar de media más de tres años en la bodega como existencias antes de alcanzar los distintos niveles de crianza necesarios para poder venderse.
En cualquier caso, la FEV se ha mostrado "satisfecha" del encuentro mantenido y ha destacado la "receptividad del Departamento a las propuestas de la FEV y sus ganas de trabajar para alcanzar un consenso beneficioso para todas las partes".