Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FEVE aclara que su nuevo plan de transporte está aún en fase de estudio y consultas

Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE) ha explicado este jueves que está preparando la implantación de un nuevo Plan de Transporte con el que armonizar en lo posible la oferta de trenes a la demanda de los viajeros. Pero ha señalado que el mencionado plan "está aún en fase de estudio y consultas".
El objetivo de la empresa es "racionalizar" la prestación del servicio para poder asegurar de esa forma su mantenimiento a medio y largo plazo. El Plan prevé que todos los tramos de cercanías y regionales de la compañía continúen plenamente operativos y cuenten con frecuencias suficientes para garantizar el servicio público. "Por tanto, la empresa no va a suprimir línea alguna", han insistido desde la compañía.
La Dirección de FEVE ha presentado a los representantes sindicales una serie de propuestas para que puedan estudiarlas y plantear las modificaciones o ideas que consideren oportunas. Una vez analizadas, FEVE elaborará el Plan de Transporte con la previsión de aplicarlo a principios de otoño. De esta forma, a través de una nota de prensa, insisten en que actualmente el documento está en periodo de elaboración.
DATOS DE LA EMPRESA
Con una media de ocupación del 22% de las plazas ofertadas sentadas en 2011, índice que en algunos tramos oscila entre el 10% y el 15%, la oferta de FEVE se halla en muchos casos claramente "sobredimensionada" para las necesidades efectivas de los viajeros, lo que hace "imprescindible" la adopción de este tipo de medidas de racionalización, apuntan desde la compañía.
Y recuerdan que han sufrido en los últimos años un importante descenso en el número de viajeros, pasando de 11,2 millones en 2006 a 8,9 millones en 2011. Esta caída, fruto de diversos factores (reducción de la movilidad, mejoras en las infraestructuras viarias sobre las que circula la competencia, traslado de estaciones con pérdida de centralidad, rigidez en la política tarifaria, etc.) no se ha visto sin embargo acompañada por una reducción de la oferta de trenes, que incluso se ha incrementado desde 2006 hasta 2011.
Por último, la situación económica de FEVE ha ido deteriorándose en los últimos años. De acuerdo a los datos de 2011 la empresa cuenta con unos ingresos de 45,35 millones y unos gastos de 193 millones. "Estas cifras hacen inviable el futuro de la compañía en las actuales circunstancias, a pesar de que la actual Dirección de FEVE viene aplicando desde principios de año un riguroso Plan de Austeridad para reducir los gastos", indican.
La integración en Adif y Renfe, una de las medidas que establece el reciente Real Decreto-ley 22/2012, de 20 de julio, se considera como la única solución. "Con esta decisión se podrá mantener la prestación del servicio y la actividad de Feve con menores costes y con mayor eficiencia", concluyen desde la compañía ferroviaria.