Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI desbloquea 1.053 millones del siguiente tramo del rescate a Ucrania

El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha autorizado el desembolso del segundo tramo del préstamo al Gobierno de Ucrania, consistente en 914,67 millones de derechos especiales de giro o 1.390 millones de dólares (1.053 millones de euros) tras completar la primera revisión del programa de asistencia financiera.
De este modo, el desembolso realizado por la institución internacional alcanzará un total de 2.970 millones de derechos especiales de giro o unos 4.510 millones de dólares (3.417 millones de euros).
Este plan de asistencia financiera a Ucrania, cuyo importe total asciende a 10.970 millones de derechos especiales de giro o 16.670 millones de dólares (12.628 millones de euros) en dos años fue aprobado el pasado 30 de abril en apoyo del programa de reformas económicas del Gobierno de Ucrania.
"Las autoridades de Ucrania han aplicado con firmeza sus políticas para estabilizar la economía y retomar el crecimiento", señaló la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, quien subrayó que el entorno de actuación de Kiev ha sido "mucho peor del esperado".
Así, la exministra francesa de Finanzas reconoció que la escalada del conflicto en el Este de Ucrania y las tensiones geopolíticas "han pesado sobre la economía y la sociedad, provocando una recesión más profunda y desviaciones en el corto plazo de los objetivos del programa".
Para compensar estas desviaciones, Lagarde señaló que el Gobierno de Ucrania se ha comprometido a reforzar su programa de ajustes y a adoptar un presupuesto suplementario con el fin de cumplir el objetivo de déficit.
"Los esfuerzos en este sentido se concentrarán en restringir el gasto y en aplicar reformas fiscales que reviertan las dinámicas de deuda, mientras mejoran las redes de protección social", añadió la directora del FMI.