Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI recomienda a España armonizar la protección de contratos temporales e indefinidos

Reclama acabar por completo con la prórroga automática de los convenios
El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha avisado este martes de que el éxito de la reforma laboral en España dependerá de que los tribunales no hagan una "interpretación restrictiva" y ha recomendado al Gobierno de Mariano Rajoy que introduzca mejoras, en particular para armonizar la protección de contratos temporales e indefinidos y acabar con la prórroga automática de los convenios.
"La reforma introducida en 2012 promete una mejora significativa en el funcionamiento del mercado laboral al reducir el dualismo, la rigidez salarial y la falta de flexibilidad interna de las empresas", asegura el FMI en un estudio sobre cómo reactivar el crecimiento y el empleo en Europa.
"El éxito de la reforma depende de su aplicación: la eficacia de reformas pasadas se vio menoscabada, en parte, por una interpretación restrictiva por parte de los tribunales", avisa el estudio.
"La reforma podría también reforzarse armonizando la protección de los contratos indefinidos y temporales y eliminando la indexación y la prórroga automática de los convenios colectivos expirados (ultraactividad)", recomienda el Fondo. En la actualidad, esta prórroga está limitada a un año.
En ausencia de progresos suficientemente rápidos, el informe apuesta por preparar "planes de contingencia, por ejemplo, avanzando hacia un sistema optativo para la negociación colectiva".
A juicio del FMI, la elevada tasa de paro en España -que según recuerda no sólo está entre las más altas de la OCDE sino también entre las más contracíclicas y volátiles- no se explica únicamente por el estallido de la burbuja inmobiliaria sino que "se debe en gran parte a la rigidez salarial, la insuficiente flexibilidad de las condiciones laborales y el alto dualismo del mercado laboral".