Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra se reúne con Tejerina el día 2 para que lleve a Bruselas la preocupación de agricultores por el veto

El presidente del Partido Popular de la Comunitat (PPCV) y de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, se reunirá el 2 de septiembre con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para trasladarle la "hondísima preocupación existente tanto en el Gobierno como en los agricultores" por el veto ruso a productos europeos y abordar "las posturas que se deben adoptar para defender los intereses de los agricultores valencianos" en el consejo extraordinario de ministros de Agricultura convocado para el día 5.
Así lo ha indicado a los periodistas tras reunirse con las principales organizaciones agrarias de la Comunitat, acompañado por el vicepresidente del Grupo Popular Europeo, Esteban González Pons, la coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig, y el vicepresidente del Consell y conseller de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar. A preguntas de los medios, Fabra ha explicado que este encuentro se ha celebrado en la sede del PPCV, y no en el Palau de la Generalitat, dada la necesidad de "trabajar de forma coordinada" dentro del PP a todos los niveles.
En la reunión con García Tejerina, que ya está confirmada, le comunicará que la preocupación del sector agrario valenciano va allá de la pérdida de las exportaciones a Rusia, por la posibilidad de que, en "un año preocupante porque la sequía ha hecho que el calibre haya bajado en muchos productos, eso pueda ser aprovechado por otros países para intentar bajar el precio del producto". Además, temen que "el mercado ruso sea ocupado por otros países productores y el día de mañana ya no tengan capacidad" de comercializar allí sus productos.
Por su parte, el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, ha tildado de "burla" destinar sólo 125 millones a las ayudas europeas para paliar el veto, ya que "sólo la Comunitat Valenciana superará los 500 millones de daños a la hora de valorar la pérdida de precio en todos los cultivos y la cantidad de producto destruido y dejado en los árboles".
También ha valorado el compromiso de Fabra a pedir a Tejerina que "se plante en Bruselas" para que "incluyan a los cítricos, caquis y granada y que un problema político tenga medidas extraordinarias de aportaciones económicas para valorar todo el daño".
A su vez, el secretario general de La Unió de Llauradors, Ramón Mampel, ha instado a trabajar todos juntos y a estudiar "cómo recuperar mercado" y "a ser un poco proteccionistas en Europa" para que los productos de los Estados miembros sean "prioritarios", al considerar que con esas medidas "probablemente se arreglaría el mercado y se quitaría toda la especulación de la gran distribución".