Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabricantes y distribuidores abogan por la innovación para hacer frente a la crisis

El presidente de la Asociación multisectorial de fabricantes y distribuidores (Aecoc), Francisco Javier Campo, ha subrayado este miércoles que la innovación es "lo único" que ayudará a dar los pasos en la dirección adecuada para hacer frente a la situación económica actual, al mismo tiempo que ha criticado "la espectacular cantidad" de leyes y normas a las que se ven sometidas las empresas, pero que "ni siquiera han abordado los "verdaderos problemas que hay en España".
En la inauguración del congreso de Aecoc, que se celebra en Sevilla, Campo ha advertido de que la innovación en España "no está siendo bien interpretada" teniendo en cuenta que España cuenta con el 0,9 por ciento de las patentes a nivel mundial pero supone el 1,9 por ciento del peso en el PIB. Asimismo, ha señalado que la innovación debe estar sometida a la competencia porque "cualquier sistema de innovación que no esté bajo las condiciones de la competencia no es válido".
De igual manera, ha apuntado que los indicadores están "en coma" y ha afirmado que "no hay ninguna palanca sobre la que se pueda apoyar para cambiar la situación económica en España". En este sentido, ha indicado que la cantidad de normas a las que las empresas están sometidas supone unos costes que significan una "carga demasiado pesada".
Ante esta situación, ha señalado que la reforma de la educación está "por hacer, igual que la del sistema energético o la del mercado laboral o la reducción del gasto de las administraciones públicas. Además, ha alertado de que "nuestra economía está muy endeudada" y aunque se reforme el sistema financiero "el crédito va a seguir siendo muy escaso".
En concreto, respecto a la reforma del mercado laboral, Campo ha explicado que los desajustes entre oferta y demanda de los mercados se corrigen o bien por el precio o por la cantidad. Así, mientras en 2000 y 2008 el incremento de los salarios fue "muy importante" cuando la economía en 2009 cayó "los salarios siguieron subiendo y entonces se ajustó por la cantidad" subiendo el paro.
En este sentido, ha apuntado que la reforma laboral debería flexibilizar el mercado laboral, así el modelo de negociación colectiva debe ser modificado para facilitar el aumento de la productividad, flexibilizar las jornadas y reducir el coste del empleo. "No se puede hacer una reforma laboral a medias" si no se "condenará a los parados a condiciones muy duras".
En cuanto a la reducción del gasto de las administraciones públicas, ha detallado la posibilidad de hacer recortes sociales en lo menos necesario al tiempo que ha criticado que "no ha escuchado hablar de eficiencia" que podría conseguirse, por ejemplo, en la centralización de las compras del material sanitario.
Al respecto también ha pedido que se cambie el sistema de gestión del transporte de mercancías por ferrocarril, porque sino a pesar de las importantes obras que se realizarán para desarrollar los corredores ferroviarios en España, "será más caro", ya que "hoy supone un 50 por ciento más de coste que por carretera, y "no va a servir para gran cosa".
Por último, ha llamado la atención sobre la importancia de la colaboración que "es mucho más necesaria que nunca, pero que no se está dando". En este sentido, ha apuntado que se necesita la colaboración público-privada, entre los partidos políticos y entre empresas.