Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fed considera "apropiado" subir los tipos en junio si mejora la economía

La mayoría de los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) consideraron en su reunión del mes de abril que si los datos macroeconómicos de los Estados Unidos continúan mejorando en el segundo trimestre "sería apropiado" abordar una subida de tipos en junio.
Según muestran las actas de la reunión de abril, "la mayoría" de participantes acometería una subida de tipos en su próxima reunión si los datos macroeconómicos referentes al segundo semestre "continúan con la senda del crecimiento", así como las condiciones del mercado laboral siguen fortaleciéndose y la inflación sigue encaminada hacia la meta del 2%.
A pesar de que la institución presidida por Janet Yellen consideró que la perspectiva económica a medio plazo no ha cambiado respecto a su reunión de marzo, la mayoría de sus miembros confió en que la inflación alcanzará el objetivo del 2% en el medio plazo, ya que el mercado laboral continúa fortaleciéndose, la divisa norteamericana ha frenado su apreciación y los precios de la energía parecen "haber tocado fondo".
TAN SOLO "ALGUNOS" PARTICIPANTES CONSIDERARON LOS RIESGOS DEL BREXIT
En su análisis sobre las perspectiva económica global, tan solo "algunos" participantes hicieron referencia a que los mercados financieros "podrían ser sensibles" al referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE) que se celebrará en próximo 23 de junio.
En este sentido, estuvieron "generalmente" de acuerdo en que los riesgos económicos han "retrocedido", aunque "muchos otros" indicaron que existe la posibilidad de que el gasto de los hogares continúe disminuyendo.
Así, algunos de los participantes en la reunión se mostraron precavidos respecto a la ralentización de la economía norteamericana durante el primer trimestre, cuando el dato adelantado del PIB fue del 0,5%, el más bajo en dos años, aunque hubo opiniones que señalaron que este dato podría estar equivocado.
"La mayoría apuntó a que la mejora constante en el mercado laboral es un indicador de que el ritmo de la actividad económica subyacente no se ha deteriorado", rezan las actas de la Fed.
La máxima institución monetaria estadounidense decidió aumentar los tipos de interés por primera vez en nueve años en su reunión del pasado mes de diciembre, cuando anunció que realizaría cuatro subidas más a lo largo de 2016. Sin embargo, el deterioro de la economía a principios de año forzó a la Fed a limitar el número de incrementos anuales.