Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedea calcula que un tercio de la reducción del paro desde marzo de 2012 se debe a la reforma laboral

Cerca del 32% de la reducción del desempleo registrada en España desde marzo de 2012 a diciembre de 2015 se debe a la reforma laboral, según un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) en el que se analizan algunos de los efectos de esta norma sobre el mercado laboral.
De acuerdo con sus cálculos, entre 2012 y 2015 se registra una reducción anual del desempleo próxima a las 24.000 personas que son, en su totalidad, "nuevos puestos de trabajo indefinidos creados anualmente gracias a la reforma".
Si se suma el descenso experimentado en la probabilidad de ser despedido para los trabajadores temporales que Fedea atribuye a la reforma laboral, se obtendría una reducción adicional del desempleo de otros 47.000 efectivos anuales.
"Aunque estas cifras han de interpretarse con considerable precaución, los resultados sugieren que la reforma podría ser responsable de aproximadamente el 32% de la reducción observada en la serie del desempleo desde marzo de 2012 a diciembre de 2015", subraya.
Así, los resultados del estudio de Fedea sugieren que la reforma ha tenido un efecto positivo sobre el empleo en un doble sentido: el aumento de la probabilidad de salir del desempleo hacia un empleo indefinido y la reducción de la probabilidad de despido para los trabajadores con un contrato temporal.
Por el contrario, Fedea no detecta "efectos significativos" de la reforma sobre la probabilidad de despido de los trabajadores fijos o sobre la probabilidad de salida del desempleo hacia un trabajo temporal.
Según esta fundación, las mayores tasas de salida del desempleo al empleo, especialmente al empleo indefinido, implican que la duración media de los episodios de paro baja de 12,5 a 11 meses por efecto de la reforma laboral, mientras que las menores tasas de despido de los trabajadores con contrato temporal hacen que sus duraciones medias en el empleo pasen de 10,5 a 13,3 meses.
HA REDUCIDO LA DUALIDAD, PERO SÓLO "EN CIERTA MEDIDA".
Los resultados de esta informe indican también que la reforma laboral "ha contribuido a reducir en cierta medida el grado de dualidad" del mercado laboral, ya que la probabilidad mensual de salida del desempleo al empleo indefinido ha pasado del 1,7% al 2,6% en media durante el primer año de paro, en tanto que la probabilidad de salida hacia el empleo temporal continúa estancada en el entorno del 11,8%.
Para Fedea, "que todavía siga siendo casi cinco veces más probable salir del desempleo a un empleo temporal que a uno indefinido" demuestra que será necesario hacer un mayor esfuerzo para reducir de manera sustancial el grado de dualidad del mercado laboral español.