Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Federación del Metal de UGT critica a Méndez por cuestionar su democracia interna al apoyar a Álvarez

El secretario general de MCA-UGT, Carlos Romero, ha criticado este jueves durante el debate del 42º Congreso Confederal del sindicato al todavía secretario general de la organización, Cándido Méndez, por haber "puesto en duda" la democracia interna de la federación en su posicionamiento de apoyo al candidato Josep Maria Álvarez.
Romero ha realizado estas críticas durante el "intenso" debate de este jueves en el marco del 42º Congreso Confederal de UGT, en el que se realizaron 28 peticiones de palabra pero que, finalmente, se dio el visto bueno a la gestión de Méndez, ya que los delegados aprobaron el informe de gestión de la Comisión Ejecutiva Confederal con el 97,53% de los votos, incluido el de la Federación del Metal.
El dirigente sindical criticó a Méndez por haber puesto "en duda" la democracia interna de MCA-UGT en su posicionamiento de apoyo al candidato a la Secretaría General Josep Maria Álvarez, unas críticas que consideró "injustas", y a las que el hasta ahora secretario general de UGT respondió alegando que nunca había sido ésa su intención.
Ayer, durante la inauguración del Congreso en el que se elegirá al sucesor de Méndez tras 22 años como secretario general, el todavía líder de UGT hizo un llamamiento para que la resolución del desafío catalán se aborde desde el conjunto de España y no desde "caminos parciales".
En concreto, desaconsejó "seguir políticas populistas demagógicas que piensan que por caminos parciales se puede llegar", después de haber sembrado dudas en unas declaraciones al diario 'El País' sobre la postura de Álvarez, quien defiende el derecho a decidir en esta comunidad.
En cualquier caso, Romero ha reconocido la "complejidad" de la labor desarrollada en todo el periodo por Cándido Méndez y la Comisión Ejecutiva Confederal, "que no debe empañarse por actuaciones de los últimos días", y ha llamado a los delegados a propiciar que UGT siga siendo el sindicato de referencia en España.
Asimismo, Romero ha hecho referencia al desarrollo de los acuerdos adoptados en el 41º Congreso Confederal y señaló entre los déficits la imposibilidad de homogeneizar los servicios jurídicos, las dificultades para la implantación de los agentes sindicales por, entre otros motivos, la rigidez de las normas y la utilización ineficiente de los recursos, y las dificultades para desarrollar el reagrupamiento sectorial.
En este capítulo, ha dicho haber echado en falta una mayor implicación y moderación de la comisión para "mantener la imparcialidad que no ha mostrado en otros temas donde debía haber sido neutral".
CAMPAÑA "ANTISINDICAL".
En el plano externo, ha criticado la campaña "antisindical" emprendida por algunos medios de comunicación vinculados con la derecha económica, que ha dañado "enormemente" la imagen de UGT. "No siempre hemos sabido responder ni con contundencia ni con la transparencia que tiene el sindicato", ha reconocido.
Unido a esta campaña, Romero ha situado el acoso a los derechos sociales y laborales emprendida por el Gobierno, que "ha desdibujado el papel de UGT, ha facilitado el crecimiento de las mareas y sacado al sindicato de la agenda política".
Igualmente, ha criticado el hecho de que el desarrollo constitucional del papel sindical no ha sido un objetivo prioritario para la Comisión Ejecutiva Confederal, y que se haya perdido a iniciativa política y sindical.
Asimismo, ha denunciado la ausencia de diálogo social por el rechazo del Gobierno del Partido Popular a los sindicatos y el haber "regalado fotos gratuitas a un Gobierno que no ha propiciado el diálogo".
Por último, ha reprobado también la respuesta tardía a los problemas derivados de la reforma laboral, que "ataca al corazón de la razón de ser del sindicato", y reclamó al nuevo Gobierno su derogación y la restitución de los derechos y libertades.