Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo pide al PSdeG alcanzar "un pacto" para subir el IBI a quienes "abandonan" sus fincas forestales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha propuesto al PSdeG alcanzar "un pacto" para repensar la fiscalidad aplicable a las tierras en el rural y ha abogado por aumentar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a quienes dejan "abandonadas" sus fincas agrarias y forestales, al tiempo que se harían "bonificaciones" a los que "cuidan" y mantienen limpias sus parcelas en el rural.
Núñez Feijóo ha concretado su propuesta en esta materia durante la sesión plenaria de este martes, en la que el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, ha criticado con dureza la gestión de los incendios que afectaron a Galicia en este mes de octubre y ha exigido el "cese fulminante" del consejero de Medio Rural, Samuel Juárez, y del "delegado del Bernabéu", como ha calificado al delegado territorial de la Xunta en Orense, Rogelio Martínez, que se desplazó a Madrid a ver un partido de fútbol pese a estar varios incendios activos en su provincia.
A esta petición, el jefe del Ejecutivo ha respondido con su apuesta por modificar el régimen fiscal a las fincas en el rural, además de insistir en que la Xunta impulsará una reforma de la ley de montes para que "no se puedan dividir" superficies superiores a 15 hectáreas y llevará a la Cámara una nueva norma de concentración parcelaria. "El resto es intentar cesar al anterior consejero de Medio Rural", ha ironizado, tras cuestionar la gestión de la ola de incendios del verano de 2006, cuando gobernaba el bipartito de PSdeG y BNG.
La propuesta del presidente para llegar a un pacto con el PSdeG para reformar la fiscalidad de las tierras forestales no pudo ser contestada por Pachi Vázquez, al ser formulada cuando éste ya no contaba con turno de intervención. No obstante, fuentes socialistas han puesto en cuestión la alternativa de subir el IBI porque se trata de "un impuesto de carácter estatal gestionado por los ayuntamientos, con lo que la Xunta "carece de competencia y capacidad" para hacer una reforma en este gravamen.
TRANSPARENCIA VERSUS OPACIDAD
En cualquier caso, el presidente se ha comprometido a "estar con el monte gallego" y se ha reafirmado en la actitud transparente de su Ejecutivo, que Pachi Vázquez ha cuestionado. Así, antes de poner varios ejemplos --como el rechazo del PPdeG a constituir ahora una comisión de investigación sobre las indemnizaciones a los exdirectivos de Novacaixagalicia (NCG)--, el dirigente socialista se refirió al "cénit" de la opacidad en el caso de los incendios, al mantener "borrada" la web de Medio Rural "desde hace un mes".
Frente al compromiso con el monte gallego reivindicado por Feijóo, su adversario político le ha reprochado "recortes" en prevención de incendios y le ha acusado de permitir que "arda impunemente" y desplazarse a Argentina a "hacer campaña" para el candidato del PP a La Moncloa, Mariano Rajoy, mientras que los "hombres y mujeres" de Galicia extinguían las llamas "con la ayuda del Ejército". "¡Cómo cambian los tiempos y la vida!", ha ironizado Vázquez, antes de recordar cuando Feijóo, desde la oposición, "enseñaba mapas de la NASA" y pedía "una comisión de investigación" sobre incendios.
Vázquez ha censurado que el presidente "se ría e insulte" a los gallegos que tuvieron que "apagar el fuego con sus manos" y ha sugerido que "se le debería caer la cara de vergüenza" cuando defiende que su Gobierno es transparente en relación a los incendios.
HECTÁREAS QUEMADAS
En el polo opuesto, el máximo mandatario gallego ha replicado a Vázquez que Galicia no ha registrado con la última ola de incendios el "desastre catastrófico" que se produjo en 2006 y ha esgrimido varias cifras para incidir en que el número de hectáreas arboladas calcinadas en este ejercicio es inferior al de los fuegos que quemaron los montes de la comunidad cinco años atrás, con PSdeG y BNG al frente de la Xunta.
Así, ha cifrado en 36.456 las hectáreas quemadas en 2011 --9.000 (el 25 por ciento) de superficie arbolada y el resto, terreno raso--, mientras que en el año 2005, ha comparado, ardieron casi 50.000 hectáreas y en 2006, ha agregado, más de 95.000 --de las que 55.000 se correspondían con superficie arbolada--.
"En los tres primeros años (del bipartito), cuando usted era consejero, cuando no había que hacer comisiones de investigación, cuando el consejero era el mejor del mundo, cuando el Gobierno estaba de vacaciones en la Lanzada en agosto y vinieron a hacer una reunión aquí, y cuando vino el presidente del Gobierno en avioneta a ver los fuegos, ardieron 155.000 hectáreas", ha espetado Feijóo, quien ha contrastado esta cifra con las 61.000 que se calcinaron en sus tres primeros años al frente de la Xunta.
Por último, ha insistido en la actitud transparente de su Ejecutivo y ha garantizado que "estará con el monte gallego", para añadir que "nunca" se "culpará" a los alcaldes de PSOE y de BNG de los incendios, como hicieron --ha lamentado-- los anteriores gobernantes con los alcaldes del PPdeG.