Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo calcula que "antes de fin de año" los astilleros gallegos empezarán a construir barcos para Pemex

Cree que en septiembre habrá comparecencias en la comisión para investigar las cajas y destaca que tuvo que "callar mucho" por el secreto bancario
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, calcula que "antes de fin de año" los astilleros gallegos empezarán a construir buques para Pemex, tras el acuerdo sellado entre su Ejecutivo y la petrolera mexicana, que incluye el encargo al naval gallego de varios buques remolcadores y dos quimiqueros, así como la posible adquisición de un barco flotel.
En una entrevista concedida a Europa Press, preguntado por las declaraciones del embajador de México en España, Francisco Javier Ramírez Acuña, quien afirmó que "no hay fechas determinadas" para que el naval gallego empiece a ver los frutos del acuerdo con Pemex, el presidente le ha restado importancia y ha replicado que "el diplomático hizo su papel".
"Hizo su papel y es lógico. Y su papel es no comprometer nada en nombre de una empresa pública porque no es ni su tarea, ni su función, ni su competencia", ha aseverado el jefe del Ejecutivo, quien, por su parte, ha asegurado confiar "en que habrá barcos en las gradas" de los astilleros gallegos "antes de que acabe el año".
Lo ha manifestado tras avanzar este viernes que en septiembre se empezarán a formalizar los primeros contratos. Previamente, se había reunido con el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, quien anunció que la petrolera prevé instalar una terminal en el Puerto Exterior de Punta Langosteira, en A Coruña, en cuya primera fase invertirá 26 millones de euros y ocupará tres hectáreas.
Fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien dio a conocer hace unos meses, durante un viaje a México en el que le acompañó Feijóo, la existencia de "un principio de acuerdo" con Pemex para que el sector naval gallego construya remolcadores. Posteriormente, se concretó el número de barcos y la inversión, así como el interés de la petrolera en Punta Langosteira como base operativa.
"HABLAR DEL AVE"
En el transcurso de la entrevista, Núñez Feijóo ha avanzado también que aprovechará los días de vacaciones que su jefe de filas y presidente del Ejecutivo estatal, Mariano Rajoy, permanezca en Galicia para "hablar con él" sobre la conexión de alta velocidad con la Meseta.
Preguntado por cuándo tendrán los gallegos una fecha de finalización del AVE, ha insistido en que será Rajoy "quien la dé", antes de precisar que, en todo caso, a él "lo que le interesa" es lo que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).
"Y en el BOE hay 900 millones más y nos queda un palmo para que todo el AVE esté en construcción. Un palmo en plena crisis y con un Ministerio en el que encontraron 40.000 millones de euros sin pagar", ha incidido, antes de celebrar que, "pese a todo", Rajoy ha decidido "finalizar" la conexión.
Y lo ha decidido, ha continuado Feijóo, "no porque no sea correcto, sino porque hay que priorizar" y porque es necesario "rentabilizar los miles de millones ya invertidos". "Estoy convencido de que Rajoy mantendrá su palabra", ha zanjado.
COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN
Por último, Núñez Feijóo ha asegurado que "supone" que en septiembre el Pazo do Hórreo acogerá ya comparecencias de la comisión de investigación sobre la fusión de las antiguas cajas de ahorro y la situación del sector financiero gallego. También ha añadido que, si le convocan, no tendrá "ningún problema" en participar en este órgano.
Preguntado por si remitirá a la oposición la auditoría encargada por la Xunta para avalar la fusión como le han demandado de forma reiterada, ha replicado que no tendrá "ningún problema" en hacerlo si cuenta con la "autorización" de la Asesoría Jurídica y no se incumple "el secreto bancario".
A renglón seguido, el presidente ha revelado que él "se tuvo que callar mucho" por cumplir "el secreto bancario". "He tenido que estar muy callado mucho tiempo y aún lo estoy por cumplir las obligaciones del secreto bancario y por no deteriorar la imagen de las cajas, cuando eran cajas y del banco tras la fusión", ha subrayado.
En todo caso, ha matizado que, con independencia de que esa auditoría, que "será muy contundente" si se remite finalmente a la comisión de investigación, lo "importante" no es un informe pedido por una comunidad, sino la "auditoría del Banco de España que ha autorizado la fusión". "El Banco de España auditó, inspeccionó y acordó la fusión", ha recordado Feijóo.