Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo sostiene que la comercialización de las preferentes se hizo a "mala fe" y debe "corregirse"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha admitido este viernes que durante el proceso de comercialización de participaciones preferente existió "desinformación" y "mala fe" por parte de las entidades financieras, ya que éstas no estaban en condiciones de garantizar la devolución ni el compromiso del producto financiero, por lo que ha manifestado que esta situación debe "corregirse" .
En rueda de prensa junto con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, Feijóo ha explicado que su Gobierno ha emprendido, conforme con lo dictado por la Unión Europea y el Ejecutivo español, un procedimiento de arbitraje para concordar el criterio de la entidad financiera y el del propio afectado con el fin de dictar un laudo arbitral, con valor de sentencia, y así devolver íntegramente el dinero invertido en la entidad.
En este sentido, el dirigente 'popular' ha desvelado que se han presentado más de 6.000 peticiones arbitrales para resolver el asunto de las participaciones preferentes. Además, Feijóo ha insistido en que en su Ejecutivo ha iniciado la devolución de los importes de aquellos clientes donde es oportuno "confirmar y comprobar" que hubo engaño en la adjudicación del producto.
A renglón seguido, Feijóo se ha comprometido a analizar el "contenido y alcance" del Real Decreto que prepara el Gobierno, que incluirá una formula para compensar a los clientes de preferentes y que se presentará en el Consejo de Ministros del próximo viernes.
Por último, el presidente de Galicia ha reprochado la falta de control "clarísima" del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la hora de velar por los intereses de los clientes que decidieron adquirir este complejo producto financiero.