Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández de Kirchner: El G-20 constatará implícitamente el fracaso neoliberal

El primer ministro británico, Gordon Brown (i), conversa con la presidenta argentina, Cristina Fernández (d), hoy durante un encuentro previo a la recepción que la reina Isabel II de Inglaterra ofrece a los líderes de los países participantes en la cumbre del G20, en Londres (Reino Unido). EFEtelecinco.es
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, manifestó hoy que el documento final que acuerde la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 este jueves, en Londres, constatará implícitamente que "el modelo neoliberal ha fracasado" para gobernar la economía.
En declaraciones a la prensa a la puerta del hotel donde se hospeda en la capital británica, de regreso de la cena que ofreció el primer ministro, Gordon Brown, en el 10 de Downing Street, Fernández de Kirchner subrayó que la apuesta actual por estímulos fiscales para reactivar la economía demuestran ese fracaso.
Lo que se dice ahora, en opinión de la mandataria argentina, es que el papel del Estado "es necesario" para evitar que se produzcan colapsos financieros y económicos como el que sacude desde hace meses a las economías de todo el planeta.
La presidenta aseguró que en la cena de los mandatarios, a pocas horas del inicio de la cumbre, hubo intervenciones destacadas de los líderes políticos, que, en su opinión, dejaron de manifiesto que no existen diferencias tan profundas de criterio sobre la manera de afrontar la crisis como se refleja en los medios de comunicación.
También se declaró impresionada por las imágenes de los manifestantes que hoy asaltaron en la City (sede financiera londinense) un edificio del Royal Bank of Scotland, uno de los bancos que han caracterizado el colapso bancario en el Reino Unido.
La presidenta dijo que lo ocurrido le llevaba a la memoria "al Buenos Aires de 2001", cuando la crisis financiera argentina sacó a la calle a miles de personas, que expresaron su ira contra el sistema y asaltaron las sedes de los principales bancos en la ciudad.
Fernández de Kirchner tuvo asimismo palabras para destacar la cercanía y la sencillez del presidente estadounidense, Barack Obama, y de su esposa, Michelle, con quienes pudo departir unos instantes durante la recepción que la Reina Isabel de Inglaterra ofreció a las delegaciones del Grupo de los Veinte (G-20) en el Palacio de Buckingham.
Los Obama se interesaron por Argentina y demostraron "calidez", en palabras de la presidenta, quien por contra se refirió a la oportunidad de verse cara a cara con la reina de Inglaterra con un lacónico "un encuentro más".
La jefa del Estado argentino participará este jueves en la esperada cita del G-20 en Londres, tras lo cual realizará una ofrenda floral ante la estatua de San Martín que hay frente a la embajada argentina en la capital británica, donde rendirá homenaje a los soldados que murieron en la guerra de las Malvinas en 1982.
La ofrenda, en coincidencia con el 27 aniversario del comienzo de la guerra que enfrentó a Argentina y al Reino Unido, fue recibida con cierto malestar y controversia por parte de la prensa conservadora británica, que habla de "fiesta" argentina en pleno Londres para conmemorar el inicio del conflicto.
Tras la ofrenda, la presidenta regresará a Buenos Aires, un día antes de lo previsto -lo que implica la cancelación de una conferencia en la London School of Economics-, por la muerte ayer, martes, del ex presidente Raúl Alfonsín (1983-89), a cuyo funeral no podrá llegar.
Tras enterarse de la muerte del ex presidente, Fernández de Kirchner dijo de Alfonsín que fue "un hombre de firmes convicciones" y, aunque admitió que tuvieron "algunas diferencias", destacó que "siempre defendió sus ideas de manera digna".