Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferre dice que es difícil calcular cuánto deben devolver de multinacionales por las ayudas fiscales

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha asegurado que es "difícil de determinar" la cifra que el Gobierno debe recuperar de las multinacionales que se beneficiaron de ayudas fiscales por la compra de empresas extranjeras de forma indirecta o indirecta, tal y como ha ordenado este miércoles la Comisión Europea.
"Es una cuestión difícil de determinar porque es un beneficio fiscal que pueden tomar o no tomar las empresas según los años y los resultados que tengan", ha señalado Ferre, quien tampoco ha querido detallar cuáles fueron las empresas españolas que se aprovecharon de estas ayudas fiscales.
En cualquier caso, el secretario de Estado de Hacienda ha señalado que "lo primero que va a hacer el Gobierno es esperar a que la Comisión notifique la decisión". "Cuando veamos está decisión y su contenido, podremos decir qué decisión se tomará", ha apuntado.
En concreto, Bruselas ha ordenado a España que recupere estas ayudas, concedidas a grandes empresas españolas por comprar compañías extranjeras gracias a un régimen fiscal aprobado en 2012 por el Gobierno, que tenía carácter retroactivo.
La Comisión Europea considera que estas deducciones tributarias son "incompatibles con las reglas de la UE", puesto que conceden a estas empresas beneficiarias una "ventaja económica selectiva".
En este sentido, Ferre ha asegurado que "el supuesto cambio interpretativo" que había seguido el Ministerio de Hacienda "vino motivado porque la Comisión que ahora abre expediente había comunicado que este tipo de compras de empresas extranjeras estaban cubiertas por el beneficio".
"Creo que lo importante en este caso es ver qué argumentos jurídicos están en la propia decisión de la Comisión", ha repetido.