Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrer avisa de que se "agravará" la crisis si se recortan los salarios

Un momento del Consejo Confederal de UGT celebrado hoy en Santander que ha estado presidido por su secretario general, Cándido Méndez. EFEtelecinco.es
El secretario confederal de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido hoy de que "se agravará la crisis" si se recortan los salarios de los trabajadores y ha calificado de "totalmente oportunista" que los empresarios quieran revisar los convenios para adaptar los sueldos a la inflación real.
Ferrer ha avisado en una rueda de prensa en Santander de que su sindicato actuará si se hace efectiva esta propuesta porque no tiene soporte legal y porque si se produce una "pérdida salarial" empeorará la situación económica.
Y ha explicado que uno de los motivos de la crisis es la caída del consumo privado, que sólo se estimula aumentando el empleo y la renta de los trabajadores, por lo que si los empresarios "son tan irresponsables que quieren deprimir los salarios", ha añadido, aumentara aún más el paro y se reducirá la actividad económica.
El sindicalista ha explicado proponer revisar los convenios colectivos para ajustar los salarios al IPC real equivale a "incumplir lo pactado" y supone una "manifiesta actuación" en contra de la legislación, porque en España los acuerdos entre los empresarios y sus trabajadores tienen rango de ley.
Según Ferrer, esa propuesta, que se está produciendo de manera "generalizada" en España, "esconde una posición totalmente oportunista".
El secretario de Acción Sindical ha recordado que entre el 2002 y el 2008, los excedentes empresariales subieron once puntos más que los salarios de los trabajadores, pero los sindicatos mantuvieron una postura "responsable", de crecimiento moderado de los sueldos.
"Ahora, en el primer año de crisis, en el que la inflación cae, los empresarios no quieren cumplir lo pactado", ha afirmado Ferrer, quien ha señalado que cumplir lo acordado supone respetar la previsión de inflación que marca el Banco Central Europeo y no invocar a la inflación real en un año, el 2008, que se cerró con un 1,4 por ciento.
También ha calificado de "amarga paradoja" que en una etapa en la que se está registrando tanta destrucción de empleo, los empresarios propongan recortes salariales o abaratar el despido.
El secretario de Acción Sindical de UGT ha reclamado a la patronal que se inicien "de una vez por toda" las negociaciones para renovar el acuerdo interconfederal de negociación colectiva, para orientar los convenios colectivos a mantener el empleo y garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores.
Ferrer ha comparecido esta mañana en una rueda de prensa en Santander, antes de participar en el Consejo Confederal de UGT, que va a establecer las líneas de actuación del sindicato ante la "gravedad" de la situación económica y el "drama" de la destrucción de empleo.
El sindicalista ha subrayado que el dialogo social debe centrarse en buscar fórmulas para frenar la destrucción de empleo, incrementar la protección social de los trabajadores y salir de la crisis mediante un cambio en el modelo productivo.
Ha reclamado una reacción "inmediata" para cortar la hemorragia y sangría de puestos de trabajo, en lugar de "especular" sobre si se superará o no la cifra de cuatro millones de parados, y ha opinado que, en primer lugar, hay que dirigirse a los tienen la capacidad de crear y destruir empleo, los empresarios, a los que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad social.
Ferrer ha denunciado que aprovechando la crisis, se están presentando expedientes de regulación de empleo sin justificar" y ha explicado que el 90 por ciento de los desempleados han perdido su puesto de trabajo a través del despido individual.
UGT quiere trasladar a las mesas de negociación una propuesta para que los empresarios que se comprometan a mantener el empleo mejoren su situación con fórmulas que permitan mejorar su liquidez a través del sistema financiero y sus costes.
El secretario confederal ha recordado que ya en diciembre, UGT planteó en el marco del diálogo social algunas medidas para evitar situaciones de desprotección.
El sindicato propuso ampliar la cobertura por desempleo de los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo, para que se les reponga la prestación en caso de despido; mejorar la cobertura de empleados temporales, que son los primeros que la pierden, y flexibilizar los requisitos para acceder al subsidio.