Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial logra también el 'visto bueno' de Nueva Zelanda a su OPA sobre Broadspectrum

Logra todos los permisos a los que condicionó la operación
Ferrovial ha obtenido la autorización del Gobierno de Nueva Zelanda a la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) que ha lanzado sobre el 100% del capital de la compañía australiana de servicios Broadspectrum, una operación de unos 470 millones de euros, según informó la compañía al supervisor de la Bolsa de Australia.
El grupo que preside Rafael del Pino ha logrado ya todas las autorizaciones a cuya consecución tenía condicionada la operación, toda vez que la pasada semana ya recibió la correspondiente del Gobierno australiano.
El éxito de la OPA está también vinculado a lograr una aceptación de al menos el 50,01% del capital de la firma anteriormente denominada Trasnfield.
La OPA se encuentra actualmente en pleno periodo de aceptación que, tras las dos ampliaciones solicitadas por Ferrovial, se extiende hasta el próximo 7 de marzo.
En su oferta, Ferrovial ofrece 1,35 dólares australianos (unos 0,865 euros al cambio actual), un precio que según la compañía supone una prima del 59% sobre la cotización de la firma a cierre del último día de cotización antes del anuncio de la operación.
La antigua Transfield cerró la sesión de este lunes en la Bolsa de Australia a 1,070 dólares australianos (0,685 euros) por título, tras subir un 0,943%.
El consejo de Broadspectrum rechaza la oferta del grupo español al considerar que es "oportunista" y que su precio no refleja el valor de la compañía y sus perspectivas de futuro.
Por su parte, Ferrovial defiende que su oferta incluso ha ganado valor desde que se lanzó en diciembre, por las turbulencias registradas en los mercados en este tiempo.
Además, el grupo español considera que el reciente anuncio de que Broadspectrum tendrá que competir con otras firmas por mantener un contrato con el Departamento de Inmigración y Protección de Fronteras de Australia, a pesar de que en un principio la compañía austral había asegurado que ya lo tenía adjudicado, tendrá un "perjudicial impacto en la valoración de la compañía".
Con esta operación, Ferrovial busca posicionarse en Australia, un mercado estratégico en la política de reforzamiento de la expansión internacional de la compañía. Se trata de la segunda ocasión en que el grupo español trata de hacerse con esta compañía, anteriormente denominada Transfield, sobre la que ya formuló una primera OPA en diciembre de 2014.