Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial da un valor en libros negativo de 124 millones a las autopistas en concurso R-4 y AP-36

Ferrovial concede un valor en libros consolidados negativo de 124 millones de euros a las autopistas R-4 y AP-36 (Ocaña-La Roda), ambas en suspensión de pagos, según informó el grupo a la Comisión Nacional el Mercado de Valores (CNMV).
En un requerimiento del supervisor bursátil, el grupo constructor y de servicios señala que sigue consolidando las pérdidas de ambos proyectos en sus estados financieros, por lo que el valor en libros consolidados de ambos proyectos es negativo.
Así, al pasado 30 de junio, el valor para la R-4 es de -69 millones de euros, mientras que en el caso de la AP-36 asciende a un importe negativo de 55 millones de euros.
Las dos autopistas suman una deuda que supera los 1.100 millones de euros, con los escenarios posibles para ellas de un acuerdo para que el Gobierno rescate a las autopistas en problemas integrándolas en una empresa pública o el de la continuación del proceso concursal, que salvo que se llegue a un acuerdo entre todos los acreedores, posiblemente terminará en un proceso de liquidación. En ambos escenarios, Ferrovial subraya que terminará perdiendo el control de los proyectos.
La autopista AP-36 Ocaña-La Roda, controlada por Ferrovial y Sacyr, aplazó el pasado mes de julio otros tres meses, hasta el próximo 19 de septiembre, la celebración de su junta de acreedores a petición de la Abogacía del Estado.
Para tratar de evitar su liquidación, la sociedad concesionaria de la autopista presentó a su junta de acreedores una propuesta de convenio que plantea a sus entidades financieras aplazar 43 años, hasta 2057, el pago íntegro de su deuda de 522 millones de euros.
Respecto a la autopista M-203, vía adjudicada al grupo pero cuyas obras están paralizadas desde hace años, Ferrovial indica que, a 31 de diciembre del año pasado, el valor neto contable de este activo era de 48 millones de euros, neto de una provisión de 15 millones de euros.
La compañía subraya que este valor en libros es el importe que "considera como recuperable de la Administración ajustado por el riesgo de ejecución de determinadas garantías aportadas en relación con este proyecto".
El pasado 24 de abril, la concesionaria formuló una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por la concesión de la autopista.