Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial compra la firma británica Aquatech, especialista en detección de fugas de agua

Ferrovial ha comprado la empresa británica Aquatech Engineering, compañía especializada en detección de fugas de agua, con la que el grupo español refuerza el negocio de servicios con que cuenta en Reino Unido, según informó el grupo.
La operación se enmarca en la nueva política de crecimiento y expansión internacional que actualmente lleva a cabo la compañía que preside Rafael del Pino, especialmente liderada por sus divisiones de servicios y aeropuertos.
Ferrovial se ha hecho con esta firma del sector del agua a través de su filial de servicios británica Amey, que asumirá a toda la plantilla de Aquatech.
Con esta compra, Amey pretende "fortalecer" sus servicios técnicos y profesionales en el sector del agua, con el fin de ampliar el segmento de servicios que presta en este área. Así, añadirá el servicio de consultoría y control del agua a las labores de mantenimiento de instalaciones que ya venía realizando.
Aquatech es una empresa que trabaja con empresas y con el sector público con el fin de lograr reducciones de consumo de agua, de identificar y minimizar los posibles puntos de fuga que se registren y de mejorar la eficiencia del suministro.
Asimismo, la compañía adquirida por Ferrovial se encarga de realizar análisis biológicos y químicos, de efectuar auditorías sobre consumo de agua, y de identificar eficiencias.
El grupo español compra esta empresa después de que hace unas semanas renovara el contrato de servicios de gestión y mantenimiento de contadores de agua que venía prestando en una región de Reino Unido para un periodo de cinco años, ampliable a diez, por un importe de hasta 100 millones de libras (unos 127 millones de euros).