Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial compra una consultora ferroviaria británica

Ferrovial ha adquirido Travel Point Tradin (TPT), una firma británica de consultoría especializada en el sector ferroviario, con la que la compañía refuerza los servicios que presta en este segmento en Reino Unido, según informó la empresa sin indicar el importe de la transacción.
El grupo ha realizado a través de su filial británica Amey la operación, con la que también potencia su destacada presencia en este mercado, primera fuente de ingresos del grupo.
TPT, la firma adquirida, ofrece servicios de consultoría y gestión para las actividades comerciales en el sector del transporte ferroviario. La compañía se centra en facilitar a los operadores mejoras de ingresos mediante la aplicación de medidas que maximicen el valor de sus activos.
Según detalló Amey en un comunicado, la compañía asumirá a toda la plantilla de la consultora, incluida su directora gerente, Deborah Richards.
"La adquisición de TPT fortalece el negocio ferroviario de Amey, que abarca desde el diseño hasta la operación y el mantenimiento", indicó el presidente ejecutivo de la filial británica de servicios de Ferrovial, Mel Ewell.
Con esta operación, Ferrovial refuerza su presencia en el segmento de servicios del sector ferroviario británico, en el que, entre otros contratos, actualmente aborda el de instalación de sistemas de electrificación de líneas ferroviarias de la compañía Network Rail en el Sur de Inglaterra, y el de renovación de sistemas ferroviarios en las regiones de Escocia, Norte de Gales, East Midlands, London North East y London North West, para la misma compañía.
Además, a mediados de 2014, el grupo, en alianza con el operador de transporte francés Keolis, se adjudicó el contrato de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres durante un periodo de seis años y medio, por un importe de 700 millones de libras (unos 879 millones de euros.
En virtud de este contrato, Amey y la firma gala se encargarán de gestionar los servicios de trenes y pasajeros del Docklands Light Railway, y de mantener toda la red de esta infraestructura (34 kilómetros de línea, 45 estaciones y todo su material rodante).