Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial se embarca en una investigación sobre el vehículo sin conductor en Reino Unido

Ferrovial forma parte de un consorcio que se encargará de investigar y realizar un estudio en Reino Unido sobre las implicaciones del desarrollo del vehículo sin conductor y su potencial impacto en la red de infraestructuras del país, según informó el grupo.
El análisis se publicará en 2017 y su objetivo es aportar información que sirva para argumentar y determinar las políticas y decisiones relacionadas con el coche autónomo que se tomen en las próximas décadas.
Con la participación de Ferrovial en esta investigación, la compañía que preside Rafael del Pino da un paso más en su consolidación en el mercado británico, el primero de la empresa por ingresos por delante de España.
En concreto, Ferrovial, a través de su filial de servicios británica Amey, forma parte del consorcio denominado 'People in Autonomous Vehicles in Urban Environments' (PAVE) se que ha adjudicado la realización del estudio cuyo fin es atender a demanda de información necesaria para afrontar las implicaciones que tendrá esta "revolucionaria" nueva tecnología.
En el marco de este grupo de investigación, que completan organismos oficiales y firmas industriales, Amey se encargará de analizar el potencial impacto del coche sin conductor en las infraestructuras británicas.
Así, recopilará opiniones y consideraciones sobre esta tecnología de autoridades locales, agencias de viajes, servicios de emergencia, expertos y políticos con el fin de "tener una visión sobre los beneficios y retos que esta nueva forma de transporte presenta desde distintas perspectivas".
El consorcio investigador del que forma parte la firma de Ferrovial contará con financiación de Innovate UK, la agencia gubernamental para la innovación.
BENEFICIOS Y RETOS.
"Estamos muy interesados en conocer lo que el vehículo sin conductor supondrá para las infraestructuras de transporte y el diseño de las redes del transporte del mañana", destacó el director de Tecnología de Amey, Rick Robinson.
Según la firma, Reino Unido el país del mundo donde más consultas se realizan por Internet sobre el coche sin conductor, una tecnología que puede arrojar "enormes" beneficios sociales y económicos, pero que también presenta grandes retos, sobre todo en materia de seguridad".
"Por ello, y dado que el coche autónomo está aún en una fase incipiente, consideramos que se da el momento oportuno para explorar las distintas implicaciones de la nueva tecnología", apuntó el directivo de la filial de Ferrovial.