Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiesta, tras ser adquirida por Colombina, prevé alcanzar ventas de 50 millones en los próximos 5 años

Estima entrar en el mercado de la alimentación, donde cuenta con una presencia "testimonial"
Fiesta, tras ser adquirida por la firma Colombina, prevé alcanzar unas ventas de 50 millones de euros en los próximos 5 años, impulsada por su entrada en el mercado de alimentación, y elevar su presencia internacional, sobre todo en Europa, África y el regreso a Estados Unidos, gracias al regaliz.
"El objetivo a cinco años es que la facturación de Fiesta se encuentre entre los 45 a 50 millones de euros, un crecimiento que vendrá impulsado por el crecimiento de un 20% de la exportación", ha explicado el director general de la nueva sociedad resultado del acuerdo, Fiesta Colombina, Agustín Fernández, en rueda de prensa.
La compañía cerró 2015 con un incremento del beneficio neto del 14%, hasta 1,9 millones de euros, y una facturación de 17,5 millones de euros, un descenso de las ventas que viene provocado por la retirada de la firma de mercados donde no era productiva y que se recuperarán tras la adquisición de Colombina.
El proyecto industrial de la empresa destaca que Fiesta será una plataforma para que Colombina, que está presente en 71 países, entre en el mercado europeo, mientras que otro de los retos es desarrollar el negocio del regaliz, sobre todo de cara a exportar a Estados Unidos y otros mercados, para lo que se invertirán 2 millones de euros de capex en maquinaria para poner en funcionamiento la segunda línea de producción de la planta de Alcalá de Henares (Madrid).
"Fiesta ha tenido presencia con regaliz en el mercado norteamericano, tuvimos una presencia muy fuerte hace muchos años que se fue perdiendo por el coste de establecerse allí", ha señalado Fernández, que espera volver a retomarlo con la entrada del capital colombiano.
En el plan también figura desarrollar la presencia en el mercado africano, aprovechando la posición estratégica de España y el buscar el liderazgo de la confitería en España. "Tenemos muchas similitudes y es un día ilusionante porque cerramos un capítulo negro de la compañía. En dos años, hemos demostrado que con un cambio de gestión, Fiesta era rentable y va a salir reforzado de este acuerdo", ha explicado Fernández.
"Esta unión con Colombina nos dará lo que hemos perdido en estos años, recuperaremos el foco en los productos más demandados. Queremos abarcar todo el sector de la alimentación, y ampliar la gama con nuevos productos, así como recuperar la exportación en Europa y el Norte de África", ha subrayado el director general de la nueva sociedad.
Fernández ha recordado que Fiesta tiene una "testimonial" presencia en el mercado de la alimentación, ya que sólo está presente en Carrefour, y que aprovechar la experiencia de Colombina, que ya está en este canal en España desde hace varios años. "Es un mercado que teníamos abandonado bastate tiempo y queremos estar implantados lo antes posible para estar al 60% en dos años", ha indicado.
GARANTIZA EL EMPLEO Y LA PLANTA EN ALCALÁ DE HENARES
Por su parte, el vicepresidente jurídico y de asuntos corporativos de Colombina, Hernán Darío Mejía, se ha congratulado de que el proceso de adquisición fuera "transparente" y ha señalado que es "un orgullo" recalar en el mercado español con "una marca como Fiesta que está en el corazón de los españoles".
Mejía, por otro lado, ha garantizado que la planta de Alcalá de Henares "se mantiene" y espera que la plantilla, recortada por los malos resultados, se vaya incrementando con la mejora del negocio.
Respecto a la situación política española, el directivo asegura que "no" están preocupados. "No nos preocupa para nada, confiamos absolutamente en España y sabemos que nuestras inversiones se desarrollarán por los cauces adecuados", ha indicado, al tiempo que "no" descarta más compras.
Colombina se hizo con la dueña de los Kojak y las piruletas Freskitos, por un importe de 16,8 millones de euros, que ha ascendido a 17,1 millones de euros tras la adquisición de más activos, según ha informado el administrador concursal en los últimos dos años, Francisco Vera, socio-director de Data Concursal, que ha confirmado que un 'pool' de entidades financieras adquirió la planta por 5 millones de euros.
Vera ha subrayado que el proceso ha terminado con un valor de 25 millones de euros, que irán destinados a la tesorería de la compañía para liquidar a los acreedores, que tendrán una tasa de recobro del 85%.
La compañía colombiana se impuso tras el pasado verano a las ofertas presentadas por Risi y el fondo de inversión Indes Capital, con un plan industrial que planeaba un incremento en las ventas del 122% en tres años y con el compromiso de mantener todos los puestos de trabajo con los que contaba en esa fecha la firma de los Kojak.
Colombina, que exporta sus productos a más de 45 países de América, Asia y Europa y cuenta con unos 8.000 empleados en todo el mundo, realizó así una operación de compra estratégica, que le permitirá tener acceso a los mercados europeos y africanos en los que hasta ahora solo poseía algunos puntos de distribución.