Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Figueruelas, de momento, no se une a la huelga

General Motors planta a Magna. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
La factoría de Figueruelas, de momento, no se une a la huelga convocada por el comité de empresa de Opel en Alemania para toda Europa. Según ha explicado el miembro del comité europeo de General Motors, Pedro Bona, "esperaremos a ver el proyecto industrial y cuando lo conozcamos veremos las decisiones que tomamos". El miércoles, el vicepresidente de Finanzas de GM Europa, Enrico Digirolamo, declaró que Figueruelas es clave en la estrategia futura de la compañía. Al mismo tiempo se aclaró que el plan de reestructuración será "muy similar" al formulado por Magna y que supondrá la eliminación de unos 10.000 puestos de trabajo en Europa.
El comité de empresa de Opel en Alemania ha convocado para este jueves huelgas, que comenzarán por aquel país y se extenderán por todo Europa .Lo anunció su presidente, Klaus Franz, que dijo que "el próximo paso de General Motors será presionar a los Gobiernos y los trabajadores en Europa para financiar un concepto que no es sólido".
La planta de Figueruelas, por su parte, ha anunciado a través del miembro del Comité de empresa europeo de GM, Pedro Bona, que, por ahora, no se sumarán a los paros. "Esperaremos a ver el proyecto industrial y cuando lo conozcamos veremos las decisiones que tomamos", ha aclarado.
Según Bona, se espera que la solución al conflicto se produzca "en breve" porque "no tendría lógica que se demorar en el tiempo ya que no se tiene que negociar con nadie".
Tras asegurar que el punto de partida "será el preacuerdo que ya se alcanzó", el portavoz ha asegurado que entre los trabajadores reina el "desconcierto, la intranquilidad y el cansancio" porque "llevamos mucho tiempo con incertibumbre".
Figueruelas: Parte integral de GM
El alto ejecutivo, en una breve declaración difundida por General Motors, da las gracias al ministro de Industria, Miguel Sebastián, por el gran apoyo que tanto el Gobierno Español como el Gobierno de Aragón han proporcionado a la planta de Figueruelas desde que empezó a operar.

Enrico Digirolamo ha destacado que la factoría aragonesa de Opel ha sido una parte integral de General Motors en los últimos 27 años, al tiempo que recordó la producción de la planta en 2008, que alcanzo la cifra de 423.000 unidades.

El desconcierto de los sindicatos

Por su parte, representantes de UGT, CCOO, CGT, USO OSTA y el sindicato de cuadros Acumagne, que forman el comité de empresa de Figueruelas, compuesto por 35 miembros, reconocen que la cancelación de la venta ha sido una "bomba" y que hay que volver a empezar de nuevo otro periodo de negociaciones.

El presidente del Comité de Empresa, José Juan Arcéiz, de UGT, ha reconocido que la sorpresa ha sido "mayúscula", porque sólo había una posibilidad entre cien de que finalmente GM decidiera no vender Opel a Magna, y ha hecho hincapié en que prefiere "mantener la prudencia" ante la nueva situación.

"Habrá que esperar a ver cuál es el plan definitivo que GM pone encima de la mesa" para poder hacer valoraciones "objetivas", ha recalcado Arcéiz, quien ha agregado que la reestructuración ahora vuelve al "punto de partida" después de la negociación con Magna.

La secretaria del comité de empresa, Ana Sánchez (CCOO), ha afirmado que la decisión sitúa el proceso "en el kilómetro cero" y en un momento de "gran incertidumbre" y ha considerado "lamentable" que se vaya "al traste" todo el esfuerzo y el trabajo de los sindicatos por llegar a acuerdos y dar una perspectiva de futuro. RSO / EPF