Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Finanzas británico asegura que Reino Unido está "preparado" para el devenir del Brexit

El ministro británico de Finanzas, George Osborne, aseguró este lunes que Reino Unido está "preparado" para asumir las consecuencias del resultado favorable a la salida del país de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado jueves.
"Estamos preparados para lo inesperado, estamos equipados para todo lo que pueda pasar", afirmó el ministro de Finanzas con el objetivo de apaciguar la incertidumbre y contener la inestabilidad de los mercados financieros.
Para tranquilizar a las empresas, Osborne, además, subrayó que la economía británica es "esencialmente fuerte", "altamente competitiva" y que permanece "abierta" para realizar negocios. "No tengo ninguna duda de que conseguiremos mantener la estabilidad fiscal que hemos conseguido instaurar en el país", añadió.
Sin embargo, el responsable de la cartera de finanzas del país anglosajón sí que reconoció que la decisión de abandonar el 'club comunitario' contribuirá a que algunas empresas ralenticen la inversión y la contratación. "Esta situación tendrá un impacto en la economía y las finanzas públicas, y necesitamos actuar para solucionarlo".
Así, reiteró que el Banco de Inglaterra (BoE) está preparado para inyectar 250.000 millones de libras (302.297 millones de euros) a través de sus instrumentos de liquidez y añadió que la institución está capacitada para conceder crédito en divisa extranjera a través de líneas 'swap' "si fuese necesario.
"En las últimas 72 horas he estado en contacto con mis homólogos europeos, los gobernadores de las bancos centrales, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el secretario del Tesoro norteamericano, el portavoz del Congreso y los consejeros delegados de algunas de las principales instituciones financieras, por lo que, conjuntamente, vigilaremos los futuros acontecimientos", señaló.
Tras el terremoto bursátil del pasado viernes en los mercados financieros de todo el mundo, Osborne manifestó que no quiere contagiar a Europa ni al resto del mundo del revés que sufrió Reino Unido tras la decisión del pueblo británico.