Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitag-UGT prevé que 15.000 trabajadores españoles vayan a la vendimia francesa este año

Habrá un incremento de unos 300 empleados por la mayor cosecha y el deseo de reducir horas extra
Unos 15.000 trabajadores españoles se desplazarán a Francia para trabajar en la campaña de vendimia de este año, según la Federación de Industria y de los Trabajadores Agrarios (Fitag-UGT), 300 más que hace un año.
Este "ligero" incremento, se debe fundamentalmente a un aumento de la cosecha respecto a los dos años anteriores y a la decisión de los empleadores franceses de aumentar las cuadrillas y borrar tantas horas extraordinarias. "Una buena medida", según Figat, que favorece a los trabajadores españoles.
En los últimos años, Figat ha detectado un aumento de temporeros y temporeras en Francia, y no solo en la vendimia, sino que enlazan varias campañas como la recogida de fresa, manzana, cereza, nectarina o melocotón. Algunos se desplazan hasta Bruselas, donde este año cerca de 400 españoles irán para cosechar la pera y la manzana en la región flamenca, mucho más ocupada por extranjeros, polacos y rumanos sobre todo.
Al margen de los 15.000 trabajadores contabilizados por el sindicato, desde Figat se quejan de que hay cerca de 4.000 españoles más trabajando en la vendimia francesa pero en condiciones mucho peores, contratados por empresas de trabajo temporal. Situación que denuncian, pues solo perjudica las condiciones laborales y derechos que ofrece Francia, "por no cotizar allí".
La jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales que si se superan contabilizan como horas extraordinarias, además, de las buenas prestaciones familiares que se generan por cotizar en el país vecino, así como subsidios por hijos menores de 20 años o que no ejerzan una actividad laboral.
AUMENTO DEL NÚMERO DE JÓVENES CON FORMACIÓN
El perfil de los trabajadores españoles que van a Francia a la vendimia ha cambiado ligeramente con el paso de los años. Antes eran prácticamente los mismos a excepción de "cuando los hombres se iban a la mili o las mujeres iban a ser madres", cuentan desde el sindicato. Ahora hay una mayor rotación y ha bajado el porcentaje de mujeres en beneficio de los hombres.
Además, "cada vez hay más jóvenes con formación", apuntan desde el sindicato. Y aunque no tienen datos cuantitativos, del 24% de jóvenes que van a la vendimia "hace años el nivel de estudios era ridículo", y sin embargo ahora, ha habido un aumento considerable de jóvenes titulados "porque no encuentran trabajo", justifican.