Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch mantiene el rating 'AA+' de Reino Unido con perspectiva 'estable'

Basa su evaluación en un escenario de permanencia en la UE y la revisará si vence el 'Brexit'
La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha confirmado el rating a largo plazo 'AA+' con perspectiva 'estable' de Reino Unido y revisará su evaluación en el caso de que el país decida en el referéndum del 23 de junio su salida de la Unión Europea.
Ante la proximidad del referéndum sobre la permanencia en la Unión Europa, la agencia de calificación ha explicado que el 'Brexit' supondría "un crédito negativo moderado" para Reino Unido y afectaría a su crecimiento a medio plazo, sus perspectivas de inversión, su posición exterior y "potencialmente" al "futuro de Escocia dentro del país".
"En el caso de un voto a favor de la salida, como hemos señalado anteriormente, revisaríamos los ratings de Reino Unido poco después del resultado del referéndum. Nuestra posición de base es que Reino Unido sigue en la Unión Europea y nuestras proyecciones reflejan esta suposición", ha indicado Fitch.
La agencia ha dicho que el rating de Reino Unido se beneficia de una economía "flexible, diversificada y con altos ingresos", de un "marco político macroeconómico creíble" y de la situación de su reserva de libras esterlinas.
Tras recordar que la economía británica creció un 2,3 por ciento en 2015, con el gasto de los consumidores y de capital como los principales impulsores, ha señalado que el comercio neto ha llevado a una ralentización del crecimiento, toda vez que las importaciones han superado las exportaciones.
"Los primeros meses del año han visto una reducción de la actividad económica. En el primer trimestre de 2016 el PIB aumentó un 0,4 por ciento, frente al 0,6 por ciento del cuarto trimestre de 2015, con la inversión comercial cayendo por segundo trimestre consecutivo, mientras que el gasto de consumidor continúa fuerte", ha explicado la agencia de calificación.
En este sentido, ha señalado que la combinación de "un gasto de capital débil" y los datos de confianza y de previsiones empresariales de los últimos meses sugieren que "la incertidumbre" sobre el resultado del referéndum está provocando que las empresas retrasen sus decisiones de gasto. "Esperamos un crecimiento del PIB de un 1,9 por ciento este año y del 2 por ciento en 2017 y 2018", ha señalado Fitch.
En cuanto a la deuda pública, la agencia ha indicado que en 2015 fue del 89,2 por ciento del PIB, frente al 88,2 por ciento de 2014, y que espera que en 2017 se sitúe por debajo del 90 por ciento, antes de pasar al 89,1 por ciento en 2018.