Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch y DBRS rebajan la deuda Argentina a 'default' selectivo

Moody's asigna una perspectiva negativa a Argentina
Las agencias de calificación crediticia Fitch y DBRS han rebajado sus notas para la deuda de Argentina a la que colocan en situación "impago selectivo" después de que el Gobierno del país austral no hiciera frente el pasado 30 de julio a las obligaciones del pago de su deuda.
En concreto, Fitch ha revisado a la baja la nota de solvencia como emisor en moneda extranjera de Argentina, que pasa a 'RD' desde 'CC', así como el rating emisor a corto plazo del país, que baja también a 'RD' desde 'C'.
"Argentina no ha sido capaz de subsanar los pagos perdidos del cupón de sus bonos con descuento emitidos bajo leyes extranjeras tras expirar el periodo de gracia de 30 días, lo que según el criterio de Fitch constituye un evento de impago", explicó Fitch.
Por su parte, la canadiense DBRS también ha situado en 'default selectivo' la nota a largo plazo de la deuda argentina a pesar de reconocer que Buenos Aires intentó realizar el pago, que fue bloqueado a instancias del juez Thomas Griesa, del Tribunal de Nueva York.
"DBRS cree que Argentina continuará realizando los pagos previstos en los bonos bajo leyes locales, incluyendo aquellos denominados en dólares", señalan los analistas de DBRS, que advierten, sin embargo, de que un prolongado periodo de impago de los bonos bajo leyes extranjeras podría tener consecuencias adversas para la estabilidad macroeconómica, lo que podría dar como resultado un incremento de la salida de capitales del país.
MOODY'S ASIGNA UNA PERSPECTIVA NEGATIVA A ARGENTINA.
Por su parte, la agencia de calificación crediticia Moody's ha confirmado la nota de emisor 'Caa1', que se aplica a bonos emitidos bajo leyes nacionales, así como el rating Caa2 para los bonos bajo leyes extranjeras, que implican una calidad muy pobre de la deuda, de Argentina.
Asimismo, la agencia ha empeorado a negativa su perspectiva después de que los bonistas que aceptaron la reestructuración de la deuda del país austral no recibieran los pagos comprometidos al expirar el plazo el pasado 30 de julio.
"Moody's considera que el 'no pago' de las obligaciones de deuda con sus acreedores tras expirar el periodo de gracia es un default", apunta Moody's, que considera que la nota Caa2 de los bonos a largo plazo bajo leyes extranjeras refleja la expectativa de "un amplio rango de posibilidad de pérdidas para los acreedores, aunque probablemente estas sean modestas".