Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch afirma que el éxito de la subasta de Grecia no garantiza un regreso sostenible a los mercados

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha destacado la fuerte demanda registrada en la vuelta de Grecia a los mercados tras su rescate en 2010, pero ha afirmado que este "éxito" no garantiza que el país logre un regreso sostenible a los mercados de financiación cuando termine el actual programa de ayuda a finales de este año.
En un comunicado, Fitch resalta que recuperar el acceso a los mercados ha sido un objetivo clave de los programas de Grecia, pero añade que el interés del 4,95% abonado en la subasta de los bonos a cinco años es superior al entre 2% y 3% de la ayuda de la 'troika' --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--".
"El regreso de Grecia a los mercados de bonos internacionales ayuda a cumplir las necesidades de financiación del soberano y subraya la magnitud de su ajuste fiscal y económico realizado bajo el programa de la 'troika'", admite la agencia, que advierte, sin embargo, de que los riesgos "políticos y económicos" al proceso de ajuste persisten.
En este sentido, señala que la cantidad captada en esta emisión refuerza la posición financiera fiscal de Grecia y recuerda que los problemas de financiación que puedan surgir en el marco de programa son "manejables".
Asimismo, Fitch subraya que la generación de superávit primario en 2013, un año antes de lo previsto, es una "medida clave" de la mejor capacidad de Grecia para salir adelante desde la reestructuración de su deuda soberana en 2012.
En esta línea, remarca que los indicadores sugieren que la economía griega está poniendo fin a seis años de recesión y crecerá, según sus previsiones, cinco décimas en 2014.
En su opinión, los buenos resultados fiscales de 2013 deberían reducir los ajustes este año y ser el punto de partido de conversaciones con la 'troika' sobre un posible alivio de la deuda.
Pese a todo, añade que aún persisten los "riesgos sustanciales" a la solvencia de Grecia y que la sostenibilidad de su deuda, que se encuentra un "muy elevado" 175% del PIB, está lejos de estar asegurada.