Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch confirma el rating de Turquía, aunque rebaja sus previsiones de crecimiento

La agencia de calificación crediticia Fitch ha confirmado la nota de solvencia a largo plazo 'BBB-' con perspectiva 'estable' de la deuda a largo plazo de Turquía, aunque ha revisado a la baja las perspectivas de crecimiento de la economía otomana.
De este modo, la calificadora de riesgos espera que la expansión del Producto Interior Bruto (PIB) sea más lenta de lo previsto y alcance el 2,5% en 2014, frente al 3,2% anteriormente estimado, y el 3,2% el próximo año desde el 3,8%.
No obstante, la agencia señala que la evolución fiscal del Gobierno turco fue mejor de lo esperado y el déficit se mantiene "virtualmente sin cambios" desde 2012 en el 1,6% del PIB, aunque Fitch calcula que el desequilibrio puede ampliarse ligeramente hasta el 2%-3% del PIB para 2014-15.
Por otro lado, Fitch considera que la deuda pública otomana "debería mantener intacta" su dinámica favorable y bajar así de forma gradual desde el 38,9% del PIB en 2013.
"Fitch cree que la resistencia de Turquía a sacudidas externas no debería infravalorarse, después de que el país sorteara con éxito las crisis de Lehman Brothers y la eurozona sin sufrir una interrupción de los flujos de capital", apunta la agencia.