Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch advierte de que la efectividad de los acuerdos alcanzados en Europa dependerá de los detalles

La quita del 50% de la deuda griega no resolverá por sí sola los problemas
La agencia de calificación crediticia Fitch considera que los compromisos alcanzados en la última cumbre de líderes europeos representa un "paso positivo" hacia la estabilidad financiera de la eurozona, aunque advierte de que su efectividad dependerá de cómo sean detalladas y aplicadas varias de las iniciativas planteadas.
"Fitch considera que los elementos principales de las medidas anunciadas establecen adecuadamente como objetivos las causas fundamentales de la intensificación de la crisis de la eurozona", afirma la agencia.
En concreto, Fitch considera "un crítico primer paso" el acuerdo para incrementar la capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) de cara a mejorar la confianza de los mercados, aunque son necesarios más detalles para valorar la viabilidad de esta estructura, de sus fuentes de financiación y de su puesta en marcha.
"Hasta que la viabilidad de estas opciones pueda ser valorada, Fitch considera crítico que el BCE continúe comprando deuda soberana en los mercados secundarios y esté listo para actuar como prestamista de último recurso", añade.
Por otro lado, la agencia da la bienvenida a la decisión de elevar al 9% la ratio de capital mínimo de los bancos a partir de junio de 2012.
Asimismo, la calificadora de riesgos reconoce como un paso necesario para devolver la sostenibilidad a las finanzas griegas la implicación del sector privado en el rescate de Grecia mediante una quita del 50% de la deuda pública, aunque apunta que esta decisión sería considerada como un 'default' y no resolverá por sí sola los desafíos de Grecia.
En este sentido, la agencia calcula que tras aplicar esta merma, la deuda pública griega llegará al 142% del PIB en 2013, para luego disminuir hasta el 120% del PIB en 2020, mientras que respecto a la posibilidad de que el Gobierno heleno amplíe su plan de privatizaciones en 15.000 millones, Fitch expresa sus reservas debido a "la ambiciosa naturaleza del programa ya existente, que supone 50.000 millones".