Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch asegura que las inversiones en Reino Unido disminuirán un 5% en 2017 y un 15% en 2018 por el Brexit

La incertidumbre originada por el voto favorable a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) provocará que el volumen de las inversiones en el país anglosajón se reduzca un 5% en 2017 y un 15% en 2018, según prevé la agencia de calificación crediticia Fitch.
La agencia considera que las empresas británicas se enfrentan en este periodo a la incertidumbre sobre el devenir de las relaciones comerciales entre Reino Unido y la UE, la forma del nuevo marco regulatorio y también a la incertidumbre política, que podría concluir con un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia.
"Esta incertidumbre provocará que las empresas retrasen sus inversiones y contrataciones, al tiempo que la elevada volatilidad de los mercados financieros impacta negativamente sobre la confianza de las empresas", advierte Fitch.
De este modo, la agencia estima que el crecimiento del PIB de los ejercicios 2017 y 2018 se reducirá un 1% anual, lo que supone una revisión a la baja en un punto porcentual de las previsiones del mes de mayo.
Esta ralentización de la economía se deberá a que el consumo de los hogares se reducirá en 2017, aunque la depreciación de la libra compensará parcialmente el 'shock' sobre la demanda, "con un beneficio sobre las exportaciones en el corto plazo".
Por su parte, las importaciones descenderán, al tiempo que los contratos de inversión y los productos extranjeros resultan cada vez más costosos, lo que impulsará la inflación y supondrá la reorientación del gasto hacia bienes y servicios domésticos.
Por otra parte, Fitch considera que el impacto a largo plazo del Brexit es difícil de calcular con precisión, aunque sí asegura que los efectos negativos de la salida de la UE sobrepasarán a los positivos.
"Los efectos negativos superarán cualquier ganancia en el PIB derivada de la desregulación del comercio fuera de la UE o del ahorro de las partidas a los presupuestos comunitarios", indica la agencia de calificación.