Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch mantiene el rating mínimo de las CCAA, pero alerta de la incertidumbre política

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha decidido mantener intacto el mínimo de calificación de las comunidades autónomas en el nivel de grado de inversión ,'BBB-', como consecuencia del apoyo del Gobierno central a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el Fondo de Pago a Proveedores (FPP), pero ha alertado de los riesgos que presenta la incertidumbre política, por lo que prevé que el balance fiscal de las comunidades continúe en rojo durante 2016.
La agencia de calificación valora positivamente el nuevo modelo, trimestral en vez de anual, de análisis del sistema de financiación autonómica, ya que permite que las partidas presupuestarias sean "más flexibles" y "mejora" la conexión entre el soporte presupuestarios de la Administración Central y los planes presupuestarios de las comunidades autónomas.
No obstante, Fitch considera que, "en la práctica", el actual modelo de financiación se mantendrá al menos hasta que se conforme un nuevo Gobierno, y pronostica que las negociaciones sobre la reforma de este quedarán inconclusas a causa de las elecciones generales que tendrán lugar el próximo 26 de junio.
"La continua incertidumbre política podría retrasar la finalización de las reformas en la financiación autonómica y el cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria", explica la agencia, que señala que los cambios en el modelo también ayudan a generar incertidumbre en lo referido al funcionamiento del sistema.
Así, frente a las previsiones de algunas comunidades autónomas, que indican que su balance fiscal será positivo en 2016, Fitch prevé que los gastos superen a los ingresos de las comunidades autónomas durante este año, por lo que monitorizará todos estos factores para evaluar correctamente el nivel de rating mínimo apropiado.