Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch ratifica la 'triple A' del MEdE con perspectiva 'estable'

La recapitalización directa de la banca podría debilitar el perfil de crédito del fondo de rescate permanente de la eurozona
La agencia de calificación Fitch ha confirmado la máxima nota de solvencia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE), 'AAA' con perspectiva 'estable', como reflejo del fuerte respaldo mostrado por sus miembros, así como por la calidad de este apoyo, ya que más del 60% del capital procede de países con calificaciones de al menos 'AA-' , lo que implica una calidad "superior" de la deuda.
La calidad del apoyo prestado por los Estados miembros evidencia el elevado porcentaje (61,6%) del capital proporcionado por accionistas con nota 'AA-' o superior, lo que supone un factor clave, indicó la agencia.
"Sin embargo, como ilustra la rebaja del rating de Francia a 'AA+' desde 'AAA' el pasado mes de julio, la calidad crediticia general de estos miembros ha caído desde la concepción del MEdE, lo que, con el tiempo, podría conllevar un debilitamiento de la calidad del respaldo", indicó la calificadora de riesgos.
Por otro lado, Fitch destaca la elevada ratio de capitalización del MEdE, que en el caso de alcanzar su máxima capacidad de préstamo, cifrada en 500.000 millones de euros, se mantendría en el 13,8%, lo que está en línea con una nota 'AAA'.
Respecto a la perspectiva 'estable' asignada al fondo de rescate permanente de la eurozona, la agencia considera que refleja la actual ausencia material de riesgos a la baja para el 'rating' de la entidad, a pesar de que por su papel de prestamista de último recurso el MEdE puede verse forzado a prestar financiación en grandes cantidades en un breve plazo, pudiendo alcanzar con rapidez el máximo de sus posibilidades de préstamo y concentrando potencialmente toda su exposición en un único prestatario.
"En este escenario, su rating podría llegar a ser cada vez más dependiente del apoyo prestado por los países miembros y, consecuentemente, una rebaja material de varios miembros con elevadas calificaciones ejercería presión a la baja sobre el rating del MEdE", añade.
Asimismo, Fitch considera que también podrían registrarse presiones negativas en caso de que el MEdE incorporara la recapitalización directa de bancos a sus instrumentos de asistencia financiera, lo que supondría un cambio material del perfil de crédito de la entidad.
"Sin embargo, la recapitalización directa de la banca sólo puede ser posible cuando sea efectiva la regulación del supervisor único de la eurozona, algo que no se espera antes de finales de 2014", concluye la agencia.