Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flores de Lemus rebaja sus previsiones y estima que el PIB crecerá un 0,7% este año y un 1% en 2012

El instituto Flores de Lemus ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento tras conocer los últimos indicadores de la economía española y considera ahora que el PIB crecerá un 0,7% este año, dos décimas menos, y un 1% el año que viene, tres décimas menos que lo previsto anteriormente.
En su último boletín, el instituto asegura que la ralentización de las economías europeas, el probable mantenimiento de la incertidumbre en los mercados por la poca confianza en el acuerdo alcanzado ayer en la CE, los malos datos laborales en España en el tercer trimestre y la probable contracción del crédito por los mayores requisitos de capital auguran "una recuperación lenta y sin creación de empleo".
Según Flores de Lemus, no parece que el acuerdo de mínimos al que llegaron ayer los líderes europeos vaya a resolver las incertidumbres fiscales y financieras a corto plazo, por lo que la salida de la "reavivada ralentización económica" en el área euro podría ser "lenta" y prolongar así la política de tipos bajos por parte del Banco Central Europeo (BCE).
Sin embargo, admite que mientras que la contribución de la zona euro a la recuperación española podría ser más débil que la descontada anteriormente, la depreciación del euro podría permitir a las exportaciones beneficiarse del fuerte crecimiento de determinadas economías emergentes.
En concreto, Flores de Lemus ha incrementado ligeramente el crecimiento del consumo público para 2012, hasta el 0,3%, ya que el ajuste del gasto público, sobre todo en las comunidades, podría no estar siendo "tan intenso" como se preveía. Como consecuencia y dada la necesidad de compensar la posible desviación de 2011, las previsiones de gasto para 2012 se revisan a la baja, hasta el -0,7%.
Sin embargo, la mejora en el crecimiento esperado en la inversión en equipo permite revisar al alza el crecimiento esperado de la formación bruta de capital, hasta el -5,2% y el 0,1% para 2011 y 2012, respectivamente.