Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Fomento, Comunidad y BBVA ven "inviable" el proyecto Madrid Puerta Norte y piden "reflexión" a Carmena

Carmena asegura que el proyecto no supone coste para las arcas públicas y considera que el resto de agentes implicados no conoce bien el proyecto
El Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el concesionario de la antigua operación Chamartín (BBVA y la constructora San José) ven "inviable" el proyecto Madrid Puerta Norte, que el Ayuntamiento de Madrid ha proyectado para la zona norte de la capital y han pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que "reflexione" al respecto.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, el presidente del BBVA, Francisco González, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se han reunido este viernes para hablar del proyecto Madrid Puerta Norte, que supone la posibilidad de construir 4.600 viviendas, de las que mil serían protegidas.
Este proyecto que presentó la semana pasada el Gobierno municipal supone enterrar el plan anterior, Distrito Castellana Norte, que preveía la construcción de 17.000 viviendas en 3,1 millones de metros cuadrados.
"Hemos constatado que tanto la Comunidad de Madrid, como el Ministerio, Adif y Renfe y el concesionario (DCN) ven que el plan es inviable. Pedimos reflexión y en el plazo de 15 días nos volveremos a reunir para ver si se pudieran acercar posturas", ha afirmado Pastor.
En declaraciones a los medios tras la reunión, Ana Pastor ha dicho que tanto la Comunidad, como el concesionario y el Ministerio han transmitido al Ayuntamiento que "tiene que reflexionar porque han puesto sobre la mesa un proyecto que, cuando menos, afecta a los intereses de todos los madrileños" y "desde el punto de vista económico no es viable".
Tampoco lo ha visto viable desde el punto de vista ferroviario y ha considerado que "no resuelve los problemas futuros de los barrios del entorno de la estación", no tapa las vías del tren y no asume tener más estaciones de cercanías, ni la mejora de la Línea 1 de Metro.
La ministra ha relatado que han pedido al Ayuntamiento que reflexione porque "la propuesta va en contra del Plan de Ordenación Urbana (PGOU)" y modificarlo conllevaría un retraso de más de tres años, algo que se suma a que el 31 de diciembre caduca la concesión del BBVA y la Constructora San José.
A su juicio, esto haría que el proyecto no se llevara a cabo "nunca" y los madrileños tendrían que "renunciar" a la ampliación de una gran área de Madrid.
UN "PERJUICIO" A LOS MADRILEÑOS
La presidenta de la Comunidad de Madrid ha considerado que Madrid Puerta Norte va a suponer un "perjuicio claro para los madrileños porque "se van a dejar de construir una serie de infraestructuras muy necesarias para la ciudad de Madrid" y va a suponer la "pérdida de muchos puestos de trabajo".
"Vamos a defender siempre el proyecto que genere más puestos de trabajo y mayores infraestructuras", ha avanzado Cifuentes, que ha lamentado que el Ayuntamiento, "de manera unilateral, haya decidido hacer tabla rasa" para "hacer otra cosa que no es el proyecto que Madrid necesita".
La dirigente popular, que ha destacado su "malestar" por haber conocido el proyecto por los medios y no directamente del Ayuntamiento, ha considerado que con Madrid Puerta Norte "hay un perjuicio claro para los madrileños" porque "se van a dejar de construir una serie de infraestructuras muy necesarias para la ciudad de Madrid" como el Metro, el Cercanías o aquellas relacionadas con el nudo de conexiones para la zona norte. Además, ha considerado que el diseño de Carmena cuenta con "muchas menos zonas verdes" que el previo.
La popular ha criticado que no se van a poder soterrar las vías y va a suponer "la pérdida de muchos puestos de trabajo". Además, se ha referido a la necesidad de modificar el PGOU, algo en lo que la Comunidad de Madrid tiene la "última palabra".
UN GOBIERNO "PROVISIONAL"
Por parte del Ayuntamiento, la alcaldesa ha relatado que aunque los presentes han mostrado su "disconformidad" con su proyecto, ha habido algo importante y es que han llegado a un punto de que es necesario que haya una reflexión.
La regidora, que ha considerado que "no conocen bien el proyecto", ha indicado que con "esta tabla rasa de veinte años" desde el Consistorio proponen que el proyecto salga ya. Y es que quieren que las obras de la estación de Chamartín echen a andar antes de que termine su legislatura.
Respecto a las dudas sobre la financiación de las infraestructuras públicas, ha asegurado que Madrid Puerta Norte "no presenta carga alguna para las arcas públicas", sino "todo lo contrario" y ha aseverado que con las plusvalías derivadas de la edificabilidad que han proyectado se podría sufragar la estación.
En este sentido, ha criticado que con el dinero obtenido Fomento "pretendía subvencionar la estación y mejorar la situación económica general" de la ciudad. No obstante, ha apuntado que ellos prevén sufragar la estación con la edificabilidad planteada. En su opinión, si tienen otros objetivos "convendría que se establezcan".
Preguntada por la postura de la concesionaria, ha afirmado que le ha "sorprendido un poco" que Distrito Castellana Norte asegurara que para ellos "esto es una pequeñez" y que "no tenía demasiado interés".
"Lo importante es llegar a un acuerdo", ha apuntado la regidora, quien ha defendido que "es necesario aceptar que el Ayuntamiento tiene esta iniciativa" y que hace este cambio para que "la ciudad sea más suave" y no tenga "tantas losas", sino la posibilidad de tener un "parque lineal de tierra y no de chapa y hormigón". A su juicio, hay "una gran candidad de mejoras en el proyecto aunque está muy inspirado en las exigencias del anterior".
La alcaldesa ha esperado que si se habla se podrá llegar a un acuerdo, ha dicho que estamos en un momento de entrada de unas elecciones y hay "un gobierno provisional". Según ha relatado, el Ayuntamiento intentó esperar a que se constituyera un gobierno definitivo, pero lo ha tenido que presentar por el retraso.