Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento del Trabajo emplaza a los empresarios a "hacer un esfuerzo" para subir algunos salarios

Ve "una barbaridad" hablar de aplazar el objetivo de déficit e insiste en la necesidad de regular el derecho de huelga
El presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo Nacional, Joaquín Gay de Montellá, ha emplazado a los empresarios españoles a hacer "un esfuerzo" para subir algunos salarios, particularmente los mínimos interprofesionales, y ha agradecido a los sindicatos el apoyo que les han dado durante los peores años de la crisis para salir adelante.
En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Gay de Montellá ha admitido que la situación económica actual "va bien", aunque ha advertido de que no hay que "confiarse" porque persisten "dificultades" y "riesgos" a los que hay que hacer frente con más reformas.
"No podemos quedarnos a dormir tranquilamente pensando que la economía nos conducirá a buen puerto. Hemos de trabajarlo mucho más", ha insistido, abogando por impulsar la reindustrialización del país si queremos parecernos más a países como Holanda o Alemania, caracterizados por la innovación y la exportación.
De hecho, ha reconocido su "temor" por las oportunidades que el país está "perdiendo" a resultas del impass político. "No se puede contabilizar, pero muchos inversores están esperando a ver cómo resolvemos nuestra situación. Pero si paramos la máquina estamos perdidos, el caballo tiene que correr, no podemos dejar que se pare", opina.
COMPLETAR LA REFORMA LABORAL
Entre las necesidades a las que aún debe hacer frente el país, el dirigente empresarial ha incluido el paro juvenil o la normativa laboral, donde se deben "completar algunas lagunas" pendientes.
Por ejemplo, la necesaria regulación del derecho de huelga, que "en algún momento" deberán abordar Gobierno y agentes sociales para que no acaben "incontroladas" por culpa de "sindicatos y fuerzas que no forman parte de los agentes sociales normalizados y tienen otro pensamiento".
Además, hay que "completar" la "dura" reforma laboral de 2012, que ha alabado y responsabilizado de la recuperación "milagrosa" del empleo en los últimos dos años y medio.
GRACIAS A LOS SINDICATOS
"Si la reforma laboral no se hubiera hecho nosotros en dos años y medio no salimos de ésta, nos habría costado mucho más. Yo mismo en ocasiones pensaba que a lo mejor teníamos que pedir un rescate, porque estábamos en una situación muy compleja", ha reconocido, agradeciendo en este punto a los sindicatos "lo bien que se han comportado" y la ayuda que han prestado "con gran esfuerzo" para sacar adelante al país.
Por eso, Gay de Montellá admite que este momento de "buena recuperación" y previsiones positivas, junto con la "tormenta perfecta" de condiciones exteriores --precio del petróleo, tipos impositivos, etc.--, es propicio para "recuperar" las retribuciones salariales.
"No se puede hacer de manera generalizada, y además el IPC es negativo por lo que algo se va mejorando poco a poco. Pero hemos de hacer un esfuerzo en algún concepto, como la revisión de los mínimos interprofesionales. Cuando podamos los empresarios, individual y sectorialmente, deberíamos intentar hacer un mayor esfuerzo", ha apelado.
"LO PEOR" SERÍA NO CUMPLIR EL DÉFICIT
En lo que el responsable de la patronal catalana no da espacio a la duda es en el tema del déficit, sobre el que pide "rigor" a los partidos políticos porque es "una barbaridad" pretender que "no tiene importancia".
"La peor nota sería que no cumpliéramos el déficit. Los pronunciamientos de que el déficit parece que no tiene importancia no son sensatos. No podemos ir por ahí", ha insistido, rechazando propuestas de aumentos abultados de gasto e impuestos, y recordando que "el espacio europeo es la única solución" por lo que "pretender salir de ahí no va a ninguna parte".
En lugar de estos planteamientos, Gay de Montellá propone centrar la atención en otros asuntos, como la necesidad de facilitar que las empresas españolas ganen tamaño o plantear nuevas "ilusiones" en forma de proyectos como el desarrollo del área económica del Mediterráneo, terminar el Corredor Ferroviario del Mediterráneo o estudiar un "enlace fijo" con Marruecos.
Preguntado sobre la competencia fiscal entre comunidades autónomas, se ha limitado a señalar que toda Europa ha de ir hacia la "homogeneización" de tributos para evitar acabar en "una especie de subasta" que genera desequilibrios, aunque también ha asegurado que los empresarios no se mueven sólo por motivos fiscales.
Al desayuno, que ha presentado Manuel Pizarro, han asistido las ministras en funciones de Empleo y Fomento, Fátima Báñez y Ana Pastor; la expresidenta de la Comunidad de Madrid y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre; el presidente de la CEOE, Joan Rosell; su homólogo en Cepyme, Antonio Garamendi; la directora de la Cámara de Comercio de España, Inmaculada Riera; o los diputados de Democracia y Libertad (DL) Carles Campuzano y Jordi Xuclá, entre otros.