Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento y la UE velarán por que el acuerdo de la estiba cumpla la legalidad

De la Serna, satisfecho por que se recupere "la normalidad" en los puertos
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado que el Gobierno velará por que cumpla la legalidad el convenio colectivo estatal de la estiba que pacten patronal y sindicatos a partir del principio de acuerdo que lograron la pasada semana, que supuso el fin del conflicto en sector y de los paros en los puertos.
"El Gobierno tendrá que velar por que se cumpla la legalidad vigente", indicó De la Serna para recordar que los términos del convenio deberán adaptarse a la reforma del sector que el Ejecutivo aprobó en mayo para liberalizarlo y adecuarlo a la normativa europea.
En este sentido, indicó que "las autoridades europeas están también atentas a que cuando se cierre el acuerdo cumpla la legalidad, indicó durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press Andalucía.
De la Serna ha remarcado que el acuerdo alcanzado la pasada semana por sindicatos y patronal de la estiba no es "un acuerdo en términos normativos", sino "un acuerdo para llegar a un acuerdo", y que será entonces cuando se cierre, cuando "el Gobierno tendrá que velar de que se cumpla con la legalidad vigente".
En concreto, los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CIG y CGT) y la patronal Anesco lograron el pasado jueves un acuerdo sobre las líneas básicas a tratar en la negociación del nuevo convenio para adaptarlo a la reforma del sector y se dieron hasta el 30 de septiembre para cerrarlo.
En virtud del pacto, las empresas se avinieron a suborgar a los estibadores y este colectivo aceptó bajar su sueldo un 10% y pactar cambios en la organización y los turnos de trabajo de los puertos para mejorar su competitividad.
"NEGATIVO BALANCE" DE LOS PAROS.
El acuerdo puso fin a tres semanas de paros intermitentes y parciales en los puertos, que el ministro considera que arrojan un "balance muy negativo" en el sector portuario y en la industria en su conjunto, "fundamentalmente" por los desvíos de tráficos "incluso en algunos casos fuera de España".
Por ello, De la Serna manifestó su satisfaccion por que se haya "recuperado la normalidad" con el fin de las movilizaciones.
"Los propios sindicatos eran conocedores de esto y sabían que una huelga podía afectar a sus empleos", ha señalado el ministro durante su intervención en el desayuno informativo de Europa Press Andalucía en colaboración con Sando, Orange y Grupo Abades, y donde ha sido presentado por el presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Elías Bendodo.
El titular de Fomento ha apuntado que en el caso del puerto de Algeciras (Cádiz) se registró el desvío de 150.000 movimientos a Tánger, una circunstancia que, a su juicio, "seguro que aceleró la posibilidad de llegar a un acuerdo".